Banner

Llama alcalde de Cadereyta al Gobierno responder por las afectaciones causadas a los pobladores por la fuga de combustible

Por Abraham Vázquez

AGENCIA REFORMA

MONTERREY.- El alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe, sostuvo ayer que PEMEX es “corresponsable” del derrame de 4 mil barriles de petróleo en el Río San Juan, y debe asumir no sólo la limpieza, sino las afectaciones causadas a los pobladores.

“Para el Municipio de Cadereyta, y un servidor, PEMEX es corresponsable. La legislación así lo señala. PEMEX debe tener la sensibilidad suficiente para hacerse responsable ante los ejidatarios”, indicó durante una visita al Ejido Soledad Herrera, uno de los afectados por el derrame de hidrocarburo registrado el 16 de agosto.

El viernes, durante una visita al Municipio, el director general de PEMEX, Emilio Lozoya, rechazó que vayan a indemnizar a los habitantes, citricultores, ejidatarios y ganaderos por el derrame petrolero, al sostener la versión de que la paraestatal fue “agraviada” por una toma clandestina.

Arizpe señaló que el próximo martes sostendrá una reunión con directivos y funcionarios de PEMEX para evaluar los daños y que ahí exigirá que una aseguradora cubra los daños.

“Nosotros estaremos asesorando a la gente de nuestro Municipio para que haga la reclamación correspondiente. Ahí vamos a presentar de manera formal las reclamaciones a PEMEX”, indicó.

Al vencer hoy el plazo establecido por PEMEX para terminar la limpieza del agua del Río San Juan, habitantes de las comunidades afectadas descartaron que la empresa vaya a cumplir.

“Reconozco que han estado trabajando y han estado retirando residuos, pero todavía la gente no puede utilizar el agua”, estimó Juan Manuel Guerrero, párroco de Nuestra Señora de La Merced, en San Juan Cadereyta, luego de recorrer la zona afectada.

A pesar de que PEMEX sostiene que ha recolectado más del 90% de crudo que alcanzó 6.5 kilómetros del afluente, en el caudal todavía pueden observarse manchas de petróleo.