Banner

Por Rachel García Vega
TRIBUNA
En más de un 500% se incrementó la venta de hielo durante el mes de agosto, debido a que es uno de los meses más calurosos del año y en el que los comercios requieren de una mayor cantidad de producto para brindar el servicio a los clientes.
Las hieleras de la localidad son los negocios que registran un importante repunte en sus ventas durante la temporada de verano informó José Luis Guerrero.
El hielo es un producto fundamental para la conservación de los alimentos, especialmente para aquellos negocios que se dedican a la venta de alimentos como; aguas frescas, raspados o quienes tienen taquerías, venta de hot dogs, hamburguesas y muchas cosas más.
Para la venta de hielo los meses favorables en el año son más que los de venta baja, ya que desde mayo y hasta mediados de noviembre la gente adquiere en un mayor porcentaje el producto en mención.
Los meses de venta baja en el año son solamente cuatro y ello es un punto a nuestro favor y si a ello se le agrega que no existe mucha competencia, a pesar de que las tiendas de conveniencia y los supermercados también venden el producto pero a un precio mucho más alto que las hieleras de la localidad.
El incremento de la demanda es principalmente durante los fines de semana, aumenta tanto que en muchos establecimientos se tiene que vender el producto incluso, sin que la totalidad de las barras se hayan congelado.
Por su parte, Arturo Maldonado agregó que en estas fechas todos los negocios de la localidad dedicados a la venta de hielo trabajan a su máxima capacidad y durante las 24 horas del día, ya que de lo contrario la demanda rebasaría en mucho a la producción y la idea es aprovechar al máximo los meses de buena afluencia.
La venta de hielo es muy variada ya que existen personas que necesitan el producto en distintas presentaciones, por lo que los negocios ofrecen en barra, triturado, raspado y cubitos.
A pesar de ello el hielo triturado es el que más se vende al comercializarse de 700 a 800 sacos al día cantidad que es bastante buena para los negocios.
Explicó que ese tipo de establecimientos también se preocupan por brindar un excelente servicio y en ese sentido se amplían los horarios de atención en verano y por lo regular son desde las 8:00 de la mañana hasta las 12:00 de la noche, periodo en el que la mayoría de los clientes acuden a comprar el producto.