Por Édgar Sánchez
AGENCIA REFORMA
CULIACÁN.- El Gobierno de Sinaloa despedirá el próximo mes de octubre a 3 mil 798 de sus cerca 8 mil policías municipales, estatales y ministeriales, pero sólo tiene 35 aspirantes para reemplazarlos.
Genaro García Castro, Secretario de Seguridad Pública (SSP) de Sinaloa, informó que tan sólo de la Policía Estatal Preventiva, servicios de protección a empresarios y custodios de los penales, el Ejecutivo estatal rescindirá de los servicios de 874 uniformados.
“Estamos hablando de 3 mil 798 que tienen que abandonar las filas, hay una relación muy grande”, señaló a Reforma el titular de la SSP.
Según las estadísticas de la dependencia de seguridad, el 90 por ciento de los agentes resultaron no aptos para desempeñar sus labores por cuestiones de salud, mientras que el 10 restante se distribuye en vejez, vínculos con el crimen organizado, positivo en antidoping y otros.
García Castro manifestó que para poder liquidar a los 3 mil 798 agentes, el Gobierno de Sinaloa tendría que erogar 250 millones de pesos; sin embargo, dijo no contar con los recursos para hacer el pago.
Descartó que con la destitución del 47 por ciento de los agentes, el Estado pueda caer en una crisis de seguridad.
“Las vamos a cubrir (vacantes), siendo menos pero mejores, tenemos nosotros como obligación que aquel elemento que se quede en la corporación, prepararlo en todos los ámbitos. Vale más pocos y buenos”.
Aseguró que a raíz despido masivo, las corporaciones municipales y estatales entrarán en un rediseño de operativos para combatir la incidencia delictiva que golpea a la entidad a diario.
“Si es necesario lo pedimos (apoyo a la federación) no lo hemos pedido porque creemos que no lo ocupamos, si nosotros después de que tomemos estas acciones vemos que las cosas se salen de control no tengan la menor duda de que aquí tendremos al ejército”, argumentó el funcionario.
Para resolver el problema del déficit de elementos policiacos, la Secretaría de Seguridad implementó el sistema de convocatorias para nuevos agentes, entendiendo en el 2014 un total de 8 mil 310 personas.
De los 8 mil 310 interesados en formar parte de las corporaciones policiacas, sólo 1.4 por ciento logra aprobar el examen de control de confianza para ser capacitados.
Indicó que las policías de los 18 municipios del Estado están en problemas de captación de cadetes, ya que son desairadas por la sociedad por considerarlas de bajo estatus social y económico.
De acuerdo con la Ley General del Sistema de Seguridad Pública los estados de México tienen hasta el 31 de octubre para cumplir con el mandamiento federal de evaluar y depurar a los elementos que resultaron no aptos en el control y confianza.