EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Tras haber ganado la última batalla legal, el líder minero Napoleón Gómez Urrutia anunció que regresará a México, al Distrito Federal, pues “viene una nueva etapa” para el gremio.
“Queremos reconstruir a la industria nacional, abrir nuevas oportunidades para la creación de empleo, mejorar la capacitación, tenemos grandes planes”, refirió en entrevista con Radio Fórmula.
Sobre su permanencia al frente del Sindicato, dijo que eso es una decisión de los trabajadores que lo han reelecto; “respeto la decisión de los trabajadores”, comentó.
La semana pasada, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito determinó que la orden de captura contra Gómez Urrutia era inconstitucional debido a que la PGR no presentó elementos suficientes para comprobar el desfalco de 55 millones de dólares de un fideicomiso destinado a los empleados jubilados del sector minero.
Al respecto, Napoleón Gómez dijo la mañana de ayer que es inapelable la decisión a su favor en el caso del fideicomiso. “Es un asunto juzgado. Fueron 11 acusaciones falsas”.
Asimismo, confió que “la monstruosa campaña de ataques para destruir a nuestro sindicato y la imagen de los dirigentes finalmente tenga su fin”.
Reiteró que está perfectamente aclarado que no hubo desvío de recursos y que los trabajadores mineros saben que el dinero se manejó con absoluta transparencia.
Agregó que Canadá le dio la oportunidad de vivir con tranquilidad, seguridad y protección especial, pero que regresará a México a planear muchas cosas.
“Regresaré a la Ciudad de México porque es ahí donde está en Sindicato Minero”, apuntó.
Su regreso, señaló, no será en menos de tres semanas, pues aún tiene asuntos pendientes que arreglar con sus abogados.