Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Aunque la moda muchas veces parece lo que se muestra al exterior, lo cierto es que además de la personalidad hay otro punto que no se debe dejar a un lado, se trata de la ropa interior.
Jockey, firma pionera en underwear, cuyas colecciones incluso son dignas de exposición de museo, es quien invirtió años de investigación para crear No Panty Line, una colección de prendas cuyas técnicas de construcción y ensamblado son de última generación.
En específico para mujeres, la idea es que cuando se usen prendas ajustadas o tejidos delgados, el interior no se revele, por ello se cuida que la visibilidad de las líneas de la panty definan las curvas, pero sean inamovibles e invisibles.
¿El secreto? Unas tiras de listones de silicón, que se cortan meticulosamente con láser para que al ser puestas en las orillas de la prenda se adhieran a la piel, aseguren la suavidad y embonen en la silueta.
El resto de la pieza está hecho con microfibra, la cual permite a la piel respirar y al underwear pasar inadvertido.
Para usar un vestido de noche o practicar yoga, la gama de prendas de esta colección incluye varios cortes, todos adaptados a las necesidades de cada ocasión y fémina.