Banner

El primer año de EPN rompió la parálisis legislativa de años anteriores

Por Rubén Migueles y Alberto Verdusco

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El primer año de Gobierno de Enrique Peña Nieto quedó marcado por una profunda desaceleración económica, pero también por el impulso a una serie de reformas e iniciativas que rompieron la virtual parálisis legislativa de sexenios anteriores.

Las proyecciones del crecimiento económico para 2013 por parte del Gobierno y analistas rondaban entre 3.5% y 4% al inicio de la administración, pero conforme pasó el tiempo y se agudizó la desaceleración, las perspectivas se desinflaron a un intervalo de entre 1.2% y 1.3% de acuerdo con las estimaciones más recientes.

En los primeros meses del año, México se ubicaba entre las tres economías con mayor dinamismo para 2013 dentro de la OCDE; sin embargo, el débil desempeño que mostró la economía lo hizo descender a la posición 15 de los 34 socios de la organización.

El Gobierno apostó en su primer año a impulsar una serie de reformas estructurales en materia económica como la de telecomunicaciones, la financiera, la hacendaria y la energética.

De todas estas ya han sido aprobadas la hacendaria, la de telecomunicaciones, y la financiera, sin embargo para estas dos últimas todavía quedan por definirse y aprobarse las leyes secundarias que posibiliten su operación.

La Reforma Hacendaria por su parte generó muchas reacciones en contra, principalmente por parte del sector empresarial.

Finalmente la energética, que se encuentra en discusión, constituye la principal apuesta del Gobierno para reactivar las expectativas y la inversión del sector privado, señalan los especialistas.