Banner

La OMS ha reportado hasta el momento en todo el mundo un total de 164 casos de MERS, confirmados con pruebas de laboratorio, incluyendo 70 muertes, la mayoría en Arabia Saudita, el país más afectado por la enfermedad.

NOTIMEX
Madrid.- Una mujer jordana logró dar a luz en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), antes de morir a causa del nuevo Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-nCov), la cual fue infectada por su esposo, informaron hoy autoridades sanitarias.
La Autoridad de Salud de Abu Dhabi, uno de los siete emiratos que integran el pequeño país árabe, informó este martes la muerte de la mujer por el nuevo coronavirus, ocurrida la víspera, luego de que se le practicó una cesárea.
"La madre de 39 años de edad contrajo el virus de su esposo, quien se encuentra en una condición estable y recibe asistencia médica necesaria en un hospital", dijo el doctor Jamal Al Kaabi, director de servicios al cliente y comunicación de la Salud Autoridad de Abu Dhabi (HAAD).
La mujer, quien enfermó a mediados del mes pasado, dio a luz a un niño, quien se encuentra bajo supervisión médica y está recibiendo tratamiento como una medida preventiva, según reporte del sitio Gulf News.
El tercer caso con el virus del MERS en Abu Dhabi es el hijo mayor de la pareja, un pequeño de ocho años de edad, quien aunque está hospitalizado sólo ha manifestado leves problemas respiratorios y es reportado como estable.
Las autoridades de salud, agregó Al Kaabi, están investigando la causa de la infección, ya que la familia no tenían antecedentes de haber viajado de manera reciente. "Ellos no habían viajado a ningún otro país en años", subrayó.
Las autoridades de salud de los Emiratos Árabes informaron de los casos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde que fue descubierto en los tres integrantes de la familia el mes pasado y ahora de la muerte de la madre.
La nueva víctima fatal por el MERS es la tercera de esta semana, luego de que dos pacientes confirmados con el nuevo coronavirus fallecieron en Qatar, el viernes pasado 29 de noviembre.
El origen del nuevo coronavirus, designado oficialmente como MERS en mayo pasado por la OMS, aún es incierto y hasta el momento, parece que se transmite sólo entre personas cuando hay un contacto cercano y prolongado.
Investigadores estadunidense han atribuido a los camellos árabes como posibles propagadores el nuevo coronavirus, aunque otras investigaciones encontraron similitud en una enfermedad viral que sólo da a los murciélagos.
La OMS ha reportado hasta el momento en todo el mundo un total de 164 casos de MERS, confirmados con pruebas de laboratorio, incluyendo 70 muertes, la mayoría en Arabia Saudita, el país más afectado por la enfermedad.
El nuevo coronavirus es de la misma familia del virus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que causó la muerte de más de 700 personas en 2003 en varios países del sureste de Asia, la mayoría en China y Hong Kong.
Al igual que el SARS, el Síndrome Respiratorio por Coronavirus en Oriente Medio (MERS-CoV), causa una severa infección pulmonar, que provoca en los pacientes altas temperaturas corporales, tos, dificultades respiratorias, además de insuficiencia renal.