Banner

El ex candidato presidencial fue intervenido quirúrgicamente


Por Mayolo López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador fue intervenido con éxito de un infarto al miocardio, pero estará hospitalizado al menos cinco días.
A sus 60 años, el dos veces candidato presidencial llegó por "su propio pie" al área de urgencias médicas del Hospital Médica Sur alrededor de las 2:30 horas del martes, según informó su vocero, César Yáñez.
El parte médico refiere que el tabasqueño presentó un "infarto agudo al miocardio" y fue ingresado a la sala de cateterismo en el curso de los primeros 30 minutos, como corresponde al protocolo respectivo.
López Obrador fue atendido por el cardiólogo e intervencionista Patricio Ortiz, que ayer compareció en conferencia de prensa para dar pormenores de la intervención al lado de Yáñez y Andrés Manuel López Beltrán, uno de los cuatro hijos del político tabasqueño.
"El licenciado López Obrador se presentó... aproximadamente a las 2:30 de la mañana con evidencia clínica electrocardiográfica de un impacto al miocardio en evolución".
"Hasta el momento la evolución ha sido satisfactoria. Fue sometido a una intervención coronaria cutánea, que es lo que procede en un evento así, con resultado exitoso y con una evolución favorable hasta el momento", explicó el especialista.
Aseguró que no se tiene evidencia de secuelas que pudieran poner en riesgo la vida del ex jefe de Gobierno del DF y líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Sólo dijo que éste presentaba daños en la arteria descendiente anterior.
A la hora en que el doctor ofrecía el parte médico -al filo de las 14:00 horas-, López Obrador convalecía acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Mueller, y por sus hijos.
Habitualmente, explicó el doctor Díaz, un infarto al miocardio sobreviene a causa de la obstrucción de una arteria coronaria -generalmente por placas de colesterol- que, en este caso, pudo ser destapada de manera exitosa antes de una hora.
Andrés Manuel López Obrador permanecía a esa hora consciente, según el parte del cardiólogo, y llevaba ya un "stent", una malla que le fue colocada por dentro de las arterias coronarias y que sirve para evitar que sobrevenga un nuevo infarto.
En cuadros de esta naturaleza, el paciente presenta dolor en pecho y sudoración. El tabasqueño permanecerá al menos cinco días en el hospital, donde llevará una dieta normal.