Banner

Por Eliza Cavazos


Vivir mejor en el presente

Cada instante es único, no existen momentos vacíos.

Nuestra experiencia cotidiana nos revela que difícil se nos hace la tarea de vivir en el presente no sabemos estar donde estamos; no miramos lo que vemos; no escuchamos lo que oímos; depositamos nuestros cuerpos a donde quiera que vayamos y dejamos que la mente se dispare a cualquier lado mientras el corazón duerme o espera la llegada de lo que nunca viene.
La práctica de vivir en el ahora, usualmente nos regala calma, y con esa calma viene el disfrute, la salud y el avance espiritual.
A veces es fácil sentir que eres el único del mundo que está luchando, que está frustrado, insatisfecho, o quedándose atrás. Pero ese sentimiento es mentira. Y si aguantas, si encuentras el coraje para enfrentarte a todo otro día más, algo o alguien te encontrará y hará que las cosas mejoren. Porque todos necesitamos un poco de ayuda a veces. Alguien que nos ayude a escuchar la música del mundo, para recordarnos que no siempre será así. Que alguien está ahí afuera.
Sólo cuando somos conscientes de esto, es cuando empezamos a sintonizar correctamente con la vida. Mantente como observador de tu mente, de tus pensamientos y emociones, así como de tus reacciones a las diversas situaciones.
Si bien es cierto que, aunque físicamente nos encontremos siempre en el momento presente, a nivel mental y emocional podemos viajar al pasado o transportarnos al futuro. De uno mismo depende. Sin embargo, lo ideal es mantenerse en el presente y disfrutar de él.
Vivir el presente a veces puede resultar complicado. De hecho, las principales dificultades aparecen cuando no nos podemos deshacer del pasado y le damos demasiada importancia, o cuando pensamos continuamente en un hipotético futuro, olvidándonos de vivir la realidad. Concretamente, las dificultades que hay que afrontar son las siguientes:
Los recuerdos del pasado: recordar y dar vueltas a algo negativo que sucedió o que se realizó.
Situaciones felices vividas en un pasado: pensar con nostalgia en determinadas situaciones vividas deseando volver a él.
Los miedos o las preocupaciones por el futuro: la anticipación con connotaciones negativas normalmente comporta previsiones catastrofistas sobre lo que puede ocurrir.
Las ensoñaciones con deseos sobre lo que se quiere conseguir: el tiempo presente se consume ante la espera y el deseo de alcanzar una determinada situación futura, siendo utilizado únicamente como el vehículo para llegar a la misma.
Entonces se debe de tener en cuenta estas recomendaciones: La única situación que realmente se necesita afrontar en cualquier etapa de la vida es el momento presente. Siempre se puede afrontar y resolver cualquier situación en el presente. Las respuestas, las fortalezas, las acciones, los recursos, estarán allí en el momento justo en que se necesiten, no antes ni después, pero sí en el instante preciso en que formen parte del presente.
Cuando se está pensando negativamente en el pasado o el futuro, se sufre emocionalmente, como si esa situación fuera parte del presente, causando un desgaste emocional innecesario por una realidad imaginada o recordada.
Pensar en un momento distinto al presente no necesariamente supone un problema y, en muchos aspectos, puede resultar muy enriquecedor. Lo que sí es realmente importante es la libertad para ello, es decir, debe ser uno mismo quien, de forma voluntaria y en momentos acotados, recuerde una situación pasada o se proyecte hacia una situación futura.
El poder de obrar, de crear, y de hacer realidad nuestros sueños se encuentra en el momento presente. En la medida que nos conectamos conscientemente y permanecemos en el presente, nos conectamos con ese poder, desde el cual podemos manifestar la más maravillosa realidad que seamos capaces de imaginar.
Sólo uno mismo tiene la capacidad de decidir qué pensar, qué sentir y en qué centrar su atención.
Todo esto son sólo palabras, letras entrelazadas con el único fin de darte una idea. Lo demás, depende de ti. Dejemos que nuestras acciones hablen por nosotros.
¡Hagamos que nuestra vida valga la pena!. ¡Seamos felices!

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

https://www.facebook.com/pages/ELIZA-CAVAZOS-LIFE-COACHING