Banner

Se pretende abatir accidentes y mortalidad en esta época decembrina

Por Javier Camacho

TRIBUNA

La Dirección de Seguridad Pública Municipal inició con el “Operativo Alcoholímetro” en el Municipio de Cajeme, durante el cual serán detenidos todos aquellos conductores que sean sorprendidos ebrios, informó Isaac Apodaca Lauterio, con lo que se pretende bajar accidentes y mortalidad esta época decembrina.

Según datos recabados en el Departamento de Tránsito, en lo que va del presente año se han registrado más de tres mil accidentes viales, con cerca de 800 personas heridas, entre leves y delicadas, pero también han muerto 50 personas consecuencia de la falta de precaución de los conductores, que en algunos de los casos es la propia víctima.

El jefe de la DSPM aseguró que esta medida preventiva de ninguna manera se debe de tomar como una acción recaudatoria, porque es un programa de concientización para que la ciudadanía en general se percate del peligro que es conducir bajo los efectos de las bebidas embriagantes y otros estimulantes.

De manera colateral al “Operativo Alcoholímetro”, Seguridad Pública, tiene en función los programas preventivos “Pasa la llave” y “Conductor designado”, los cuales van enfocados a evitar accidentes de tránsito.

Apodaca Lauterio dijo que si bien es cierto que se aplicarán las sanciones correspondientes a los conductores punibles, también el policía utilizará el criterio ante determinada situación o circunstancia.

“La idea de retomar el operativo Alcoholímetro es para evitar que en esta época decembrina se aumenten los accidentes de Tránsito, pero sobre todo que no haya hogares enlutados, que todo sea paz y tranquilidad”, expresó el jefe policíaco.

En otro orden de ideas, el comandante Isaac Apodaca Lauterio adelantó que para el próximo martes dará inicio el “operativo navideño 2013”, con la participación de más de 500 agentes preventivos y de Tránsito que cubrirán la zona urbana y rural de Cajeme para evitar actos delictivos y que la sociedad disfrute la Navidad y Año Nuevo, mientras la Policía ve por su seguridad.