Banner

El éxodo al vecino País se unió al tráfico citadino y provocó un verdadero caos vial.

Por Adrián Muñoz Rodríguez

TRIBUNA

NOGALES.- Pese a que el dólar rebasó la barrera de los trece pesos, miles de automovilistas abarrotaron las garitas hacia Estados Unidos, con filas de autos de hasta cuatro kilómetros.

En el centro de la ciudad, el éxodo al vecino País se unió al tráfico citadino y provocó un verdadero caos vial, esto debido a las obras de pavimentación que se realizan en las avenidas Obregón y López Mateos.

Mientras que en la Garita Mariposa se podía apreciar, tanto por el periférico Luis Donaldo Colosio y el Recinto Fiscal, enormes filas de autos desde muy temprana hora, esto porque muchos sonorenses buscan realizar las compras en el comercio de allende la frontera y aprovecharon el fin de semana.

La Garita Dennis D’Concini se abarrotó desde muy temprana hora y aun por la tarde-noche se apreciaban largas filas de autos que esperaban ser recibidos por los agentes aduanales de Estados Unidos.

Por la avenida Elías Calles podía verse varios kilómetros de vehículos que esperaban su turno para ser revisados a su ingreso al vecino País, mientras que cientos de vendedores ambulantes ofrecían sus mercancías y hasta divisas.