Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador fue dado de alta ayer y abandonó el Hospital Médica Sur, donde permaneció hospitalizado desde el pasado martes, luego de sufrir un infarto.
“Durante los últimos 5 días su evolución fue satisfactoria y sin presentar complicaciones, siendo egresado para completar su recuperación y tratamiento médico, en donde el reposo relativo por las siguientes cuatro semanas es fundamental”, reportó en un comunicado Octavio González Chon, director general médico del nosocomio.
Por la noche el candidato presidencial y líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) agradeció en su cuenta de Twitter el apoyo y los buenos deseos que recibió mientras estuvo internado.
“A mis amigos del alma y de lucha les agradezco sus muestras de cariño. A mis adversarios les reconozco su humanismo. Pronto volveré”, expresó.
Al darse a conocer el martes su estado de salud y la intervención quirúrgica a la que fue sometido, diversos personajes de la política hicieron públicos mensajes de ánimo al tabasqueño, entre ellos el del Presidente Enrique Peña Nieto.