Banner

Los choferes del transporte urbano colocaron las unidades por la calle 5 de Febrero.


Por Francisco Minjares Galaviz
TRIBUNA
Luego de un plazo de cinco días ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para que les pagaran aguinaldos, 350 operadores del transporte público en Ciudad Obregón se fueron a huelga este martes ante el incumplimiento de los concesionarios.
Cerca de las 10:00 horas, los choferes de las empresas Transporte Moderno de Ciudad Obregón (TRAMO) y Sistema Integral de Transporte (SITOSA), que representan cerca del 80 por ciento de los camiones de la ciudad, detuvieron 130 unidades, dio a conocer el dirigente del Sindicato del Transporte Urbano en el Municipio, Luis Acosta Cárdenas.
Dijo que las empresas no les dejaron otra alternativa más que irse a una huelga, hasta que se cumplan las demandas de los trabajadores, que ascienden a más de un millón y medio de pesos en aguinaldos.
El delegado del transporte, Javier Verdugo Montijo, explicó que la huelga inició a partir de las 10:00 de la mañana, aproximadamente, y de inmediato se empezaron a meter un total de 130 carros emergentes para brindar el servicio por las diferentes líneas y garantizar el servicio a los usuarios.
De no haber entrado a sustituir los camiones se hubiera afectado a unos 100 mil usuarios que utilizan las líneas 3, 7, 8, 9, parte de la 6, la 12, 2 Allende y Las Areneras.
Los carros fueron llevados al centro de pernocta, ubicado en la colonia Villa Fontana, en donde los trabajadores colgaron la bandera rojinegra para mostrar a toda la comunidad que se encuentran en huelga, ante lo que consideran un atropello a sus derechos.