Banner

Mario Rivas Hernández
Barack y Michelle: de carne y hueso

EL INFLUYENTE COMUNICADOR yucateco, recibió del entorno que ha rodeado los funerales de NELSON MANDELA, la inspiración que lo llevó a escribir uno de sus mejores artículos.
Y sí: se refirió a los pecados del gran líder.
De su entrenamiento guerrillero. De su solidaridad con Palestina y sus luchadores más polémicos.
De su simpatía con el comunismo. De no haber sido un buen padre y haber tenido tres esposas.
En suma: lo describe como el ser humano, común y corriente, que fue.
HAY UNA PARTE QUE ME GUSTÓ en forma especial. Es donde afirma que los historiadores “han desmontado los cuentos de las historias, donde todos los protagonistas son de bronce”.
Pues sí: es lo que hoy se hace con la historia y sus grandes protagonistas.
EN EL CASO PARTICULAR DE MANDELA, a los que lo quieren santificar a toda costa, se les olvida que Mandela estuvo 27 años en la cárcel.
Y que gran parte de ese tiempo, estuvo confinado a trabajos forzados.
Tampoco se menciona que en el caso de su esposa Winni, muchas cosas se dijeron de ella, en cuya casa tenía a decenas de adolescentes que le eran absolutamente incondicionales.
A fin de cuentas todos los actores de esta historia—como los de todas las historias universales—son y han sido de carne y hueso.
Mujeres y hombres con sus defectos, con sus miserias, con sus secretos, inconfesables, pero también con su grandeza.
Ciertamente, los héroes no son santos, lo dijo alguien, no recuerdo quien.
Y no se les recuerda y venera por serlo o por creer que lo fueron.
Se les rinde homenaje eterno por sus actos, por sus batallas luchadas en pro de la dignidad humana y de la justicia social.
No por milagroso o por haber sido bondadosos.
DE MANDELA HE LEÍDO versiones biográficas que se contraponen entre sí. Del conjunto en general, se puede concluir que fue, por momentos, un hombre duro, nunca bonachón, sino práctico a la hora de negociar.
Más que cualquier otra cosa, fue un gran político.
Y en cuanto a la vida personal, la historia es rica en ejemplos: la mayoría de los grandes líderes que se han entregado a una causa, no han sido buenos maridos ni buenos padres.
Son personajes que nacieron para ejercer un liderazgo que rara vez puede detentar un ser humano.
Es esa grandeza se sacrifican otros aspectos, incluyendo la vida familiar.
Le pasó a Malcom X. Le pasó a Hitler, que aunque genocida y enfermo mental, fue, en todo, un líder que fue capaz de manipular a millones de alemanes.
Nuestra historia ha sido desmantelada en los últimos años.
El Padre de la Patria, Hidalgo, procreó hijos con distintas mujeres y la X Corregidora JOSEFA ORTIZ DE DOMINGUEZ, fue amante de nuestro héroe IGNACIO ALLENDE, con quien se dice que procreó una hija.
Nada como para escandalizarse. Eran seres simples, de carne y hueso.
Falibles.
MUCHO SE HA HABLADO DE JOHN F. KENNEDY y sus infidelidades.
De hecho, esta parte íntima del Presidente estadounidense más popular en la historia del gigante del Norte ha sido documentada en forma recurrente.
Algunas de sus biografías, no ocultan estas debilidades de Kennedy y prefieren ventilarlas para mostrarlo como el ser humano vulnerable que fue.
Incluso, sus devaneos cayeron en la imbecilidad, a pesar de que como Presidente fue un hombre de talento y de grandes decisiones.
Es el caso, igualmente, de BILL CLINTON, cuyas insólitas flaquezas se antojan incomprensibles en un hombre de su dimensión política.
Pero, como digo: un ser humano, simple y llanamente.
CON TODO, TENGO PARA MÍ, que usted estará de acuerdo en que el ejemplo más notorio y palpitante de que los grandes líderes mundiales pueden adoptar comportamientos de gente común y corriente, lo acaba de protagonizar el Presidente de los Estados Unidos, BARACK OBAMA, ayudado en esto por su esposa MICHELLE.
Nada del otro mundo: una vulgar escena pública de celos.
LAS IMÁGENES LE DIERON la vuelta al mundo y volvieron locos a los amantes de las redes sociales.
Imágenes que la televisión rescató y le sacó provecho mediático.
Incluso, ni JOAQUÍN LÓPEZ DORIGA escapó a la tentación de pasar al aire el incidente.
EN LAS GRADAS DEL ESTADIO donde se llevó a cabo la ceremonia para honrar la memoria de Mandela, Obama fue sentado a la izquierda de una rubia cuarentona muy atractiva y evidentemente seductora.
No era una rubia cualquiera, sino la Primera Ministra de Dinamarca, País cuyas mujeres son famosas por su liberalismo sexual, al parejo de las suecas y las holandesas.
El caso es que Obama y la señora HELLE THORNING SCHMIDT, conversaron de forma “inapropiada”.
De pronto, él se le acercaba casi hasta rozarle la mejilla a la Primera Ministra y ella lo atraía para que se acercase más.
Se entiende que era la charla de dos jefes de Estado. Pero nadie vio que esa plática fuese “oficial”. Notoriamente se trataba de un acto de mutua seducción.
Los periodistas y fotógrafos se olvidaron de lo demás para centrarse en este inusitado espectáculo.
No sólo porque ellos asumían una actitud propia de una pareja que se interesa mutuamente, sino porque, a la izquierda del Presidente de los Estados Unidos, la Primera Dama Michelle, no pudo o no quiso disimular su enojo, sus celos.
Las fotos dicen más que mil palabras y todavía hoy navegan por las redes sociales.
CUANDO OBAMA SE LEVANTÓ para pronunciar su discurso, la silla vacía fue ocupada por la esposa del Mandatario estadounidense, quien, a su regreso y seguramente porque se había percatado del mal talante de su mujer, le tomó la mano y se inclinó para depositar un beso en ella.
El resto de la ceremonia, Michelle estuvo sentada en medio de su esposo y de la pizpireta Primera Ministra de Dinamarca.
¿Pensaría usted que en el vuelo de 16 horas entre Sudáfrica y Estados Unidos, la pareja presidencial habría protagonizado una escena de celos?
Apuesto tronchado a que sí.
Como en su momento la hubo entre Hillary y Bill Clinton, con adjetivos vulgares de por medio.
PUES BIEN: EN ESTE MUNDO y en la historia de la humanidad, nunca ha habido súper-héroes. Quienes han liderado al mundo han sido seres humanos, comunes, con grandes defectos y sin duda con grandes cualidades.
Todos los héroes, en mayor o menor medida, han sido guerreros. Y los guerreros distan mucho de ser santos.
Mandela no fue santo. Y no lo fueron Gandhi ni Martin Luther King.
A que más que la verdad.
En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ
Y AQUÍ, UNA DOBLE FE de erratas (dije, de erratas, no de ratas, conste): En los Rumbos de ayer aparecieron dos gazapos, ambos imputables a errores de “dedo” del columnista…
El algún párrafo, me refería al frío de estos días y dije que estaba aleteando la grulla, sólo que apareció “grilla”…
En otro punto de la columna, utilicé la palabra “otrora”, pero se leyó “otras”…
Pelillos a la mar, en todo caso, pero hago constar que fueron errores mecánicos, no de idea ni de intención…
Vale, pues…
DEJEME DECIRLO: HACE ALGUNOS DÍAS—tal vez un par de semanas—tuve la dicha de visitar su casa de Esperanza, población conurbada de Ciudad Obregón, a don TRINIDAD MINJAREZ LIMÓN, a quien de cariño sus amistades y familiares le dicen “Don Lili”, apodo que un tío le impuso desde que era un niño…
Don Lili es un hombre que observa la vida desde su apreciable retiro, jubilado ya desde hace algún tiempo, de la Secundaria Técnica que está ubicada entre Esperanza y Cócorit…
A la mesa estuvimos el médico veterinario zootecnista EDUARDO ZAMORA VALENZUELA, El Chito, muy amigo de don Lili y quien fue puente para este encuentro se diera, el propio don Lili y yo…
Café y coricos hicieron más gratificante la charla, que se prolongó por más de una hora…
¡Cuantas historias puede atesorar la memoria de un hombre como don Lili, que fue camionero casi toda su vida de adulto¡…
Con él me comprometí a un nuevo encuentro para grabar nuestra conversación y compartirla con mis dos que tres lectores…
En todo caso, ya le contaré…
¡OH, LA LÁ! DESPUÉS DE MESES de no saber nada de él, de pronto reaparece públicamente el alcalde de Guaymas, OTTO CLAUSSEN IBERRI, algo que en lo particular me alegra, porque así sabré de sus proyectos, aquellos que en alguna ocasión, cuando apenas estaba por tomar posesión, me comentó la gran idea rectora de su plan de Gobierno…
¡Buen regreso, dilecto Otto!...
MIENTRAS TANTO, EL SEÑOR LEONEL SÁNCHEZ, de Ciudad Obregón, me dejó en la recepción de TRIBUNA, un atento mensaje, relacionado con el diputado federal ALFREDO PADILLA FIERRO…
En términos concretos, don Leonel me dice que Alfredo es un amigo en común y que de él quiere conversar con el columnista…
Que así sea, señor Sánchez…
¡POR LAS TRIPAS DE SATANÁS! RUBÉN MOREIRA, el gobernador de Coahuila, dio el gran campanazo al enviar al Congreso Local una iniciativa para desaparecer la figura jurídica del arraigo…
Lo mejor de todo, es que los diputados aprobaron la propuesta y, en sus conclusiones, presentaron argumentos irrebatibles…
Por ejemplo: “Para las autoridades estatales el arraigo no cumplía con el objetivo de impartir justicia, ya que incluso ha llegado a utilizarse con fines políticos”…
Tal lo digo Juan, para que lo entiendas, Pedro…
Es todo.
Le abrazo.