Banner

El veterano toletero

batea de 4-3 con dos producciones en su debut con Obregón

Por Arturo García Piñuelas

TRIBUNA

Vino, vio y venció.

Roberto Saucedo tuvo un debut soñado con la casaca de Obregón, bateando de 4-3 y remolcando par de carreras para que los Yaquis pusieran fin a una seguidilla de cinco derrotas, al imponerse por 4-2 a los Águilas de Mexicali en el primer juego de la serie que se realiza en el “Tomás Oroz Gaytán”.

Marco Carrillo (2-7) se llevó la decisión en cinco entradas completas, en las que admitió seis imparables, dos jonrones con par de carreras y dos ponches, regalando par de pasaportes.

Jonathan Arias retiró con tres ponches la novena entrada para apuntarse el salvamento (2).

Misael Siverio fue el derrotado (3-1), al recibir siete hits con cuatro anotaciones en cinco episodios de labor, ponchando a seis.

Para hoy el segundo de la serie a partir de las 18:00 horas.



Las carreras...

Los Águilas fueron los primeros en hacerse presentes en la pizarra con cuadrangular solitario del primero en el orden, Cris Roberson, quien conectó un cañonazo por todo el prado derecho.

Pero poco les duró el gusto a los visitantes, ya que los tricampeones Yaquis responden con tres grandes carreras en la parte baja del mismo episodio.

Dan Robertson da la voz de ataque con sencillo, y Alfredo Amézaga lo imita con otro imparable, cayendo el primer tercio con rola de Agustín Murillo al cuadro, avanzando los corredores.

Bárbaro Cañizares se poncha para el segundo out, pero el debutante con Obregón, Roberto Saucedo, responde con sencillo productor de dos carreras, llegando él mismo hasta segunda con error de fildeo del jardinero izquierdo.

Viene a continuación Carlos Valencia con otro inatrapable por el mismo prado izquierdo, anotando Saucedo para el 3-1.

Yaquis aumentan la ventaja con una rayita en el cierre del segundo capítulo, donde José Figueroa conecta un triple tras uno fuera y anota enseguida con sencillo de Dan Robertson.

Brad Snyder con jonrón solitario en la apertura del sexto rollo, acercó a Mexicali en la pizarra.