Banner

Será principalmente para atender a hospitales

Por Candelaria González
TRIBUNA
Con diez pipas disponibles para actuar en caso de requerirse el vital líquido por parte de las clínicas y hospitales públicos y privados en la ciudad, tendrá el Ayuntamiento de Cajeme para atender el desabasto que se presentará por las obras de introducción de tubería nueva en la calle Quintana Roo.
Luis Humberto Meza López, secretario de Desarrollo Urbano informó que en coordinación con Servicios Públicos y el Organismo Operador Municipal de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme (OOMAPASC), estarán preparados para actuar en caso de demandar el abastecimiento de agua.
Lo anterior debido a que al menos unos 200 mil habitantes se quedaron sin agua desde la noche del pasado viernes y hasta el medio día del domingo, debido a los trabajos de introducción de 2 mil metros lineales de cambio de tubería por los trabajos de pavimentación.
El funcionario municipal reiteró el compromiso con la comunidad de agilizar los trabajos en la rúa y la comprensión por las molestias que esto podría provocar el cambio de infraestructura que se realizará de oriente a poniente sobre la calle Sufragio Efectivo a la Kino, y de sur a norte por la calle 200 al Bordo Prieto, donde se afectará a colonias como Centro, Hidalgo, Fovisste I y II, Infonavit Yucujimari, Ladrilleras y Cincuentenario, entre otras.
Meza Lizárraga señaló que en caso de ocupar una mayor cantidad de agua para dotar a los hospitales como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el ISSSTESON, ISSSTE, Hospital San José, San Gerardo, el Centro Médico y la Plaza Tutuli, contarán con el apoyo de la maquinaria del Distrito de Riesgo y de los constructores de la localidad.