Banner


EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Arqueólogos españoles y guatemaltecos hallaron en las ruinas arqueológicas de Chilonché, Guatemala, un mural maya pintado al fresco que data del periodo clásico tardío (600-900 d.C.).

El portal español "El País" dio a conocer que la obra es única en su tipo ya que, de acuerdo con Gaspar Muñoz y Cristina Vidal, directores del Proyecto Arqueológico La Blanca, es el "primer mural de estas características (pintado al fresco)" que se halla en el País centroamericano.

Dentro de la pintura se pueden observar las escenas de hombres y mujeres, ataviados con indumentarias típicas de la región, realizando una ofrenda a un posible noble. Cada individuo se acompaña jeroglíficos que mencionan los nombres de cada uno y fechas.

"Se trata de ofrendas a personajes con características que llaman la atención y que quizás enlazan con leyendas mayas del área de Yucatán", aseguró Cristina Vidal al medio ibérico.

El hallazgo del mural se dio hace un par de años luego de que autoridades fueran advertidas sobre la presencia de saqueadores en la zona, quienes estaban abriendo un agujero en la bóveda de un antiguo palacio de la ciudad maya.

Los especialistas ibéricos y guatemaltecos hallaron a través del orificio hecho por los expoliadores la esplendorosa obra intacta.

Dicho hallazgo -en una zona que es objetivo frecuente de bandas de ladrones- no se dio a conocer sino hasta hoy en la Universidad Politécnica de Valencia, luego de dos años de trabajos de excavación, estudio y valoración del mural.

Cabe destacar que fue en la misma zona de Chilonché donde en 2010 se anunció el hallazgo de un mascarón maya que data de entre los años 300 y 600 d.C. La pieza tiene una medida 2.8 por tres metros en planta y una altura de 1.50 metros.