Banner

Conforme a la nueva política nacional de vivienda se evaluará la calidad de solares de las constructoras según ubicación y características

Por Verónica Gascón

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- La nueva política de vivienda en México podría hacer inaccesible el costo de las casas, especialmente en ciudades con escasez de tierra, alertan expertos.

Ello porque ahora se pretende favorecer la construcción de casas en terrenos ubicados en zonas urbanas.

Actualmente, el costo de la tierra representa del 10 al 15 por ciento del precio total de una vivienda, pero esta proporción se puede elevar de 35 a 40 por ciento si se construye en un terreno caro, según KPMG.

“La tierra en zonas urbanas es mucho más cara que en círculos extra urbanos, hay colonias que son muy céntricas que podrían ser redesarrolladas pero el costo de la tierra es elevado, consideró Alejandro Ruiz, experto de KPMG.

Añadió que hay zonas que se actualmente están en desuso y se pueden rehabilitar como el área de Vallejo, donde se ubican naves industriales que tienen la posibilidad de ser reconvertidas en reserva territorial para vivir.

En la nueva política nacional de vivienda, la Sedatu evaluará la calidad de los terrenos de las constructoras de cuerdo con su ubicación y características, sobre todo se privilegiarán con subsidios los que se encuentren al interior de los centros urbanos.

Para Gabriela Alarcón, del Instituto Mexicano para la Competitividad, la política de subsidios para vivienda debe ir acompañada de medidas para habilitar terrenos intraurbanos baldíos o subutilizados.