Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Luego de que la iniciativa privada pidió al Servicio de Administración Tributaria (SAT) una prórroga para migrar a la factura electrónica, el titular de la dependencia, Aristóteles Núñez, respondió que no la habrá y que el próximo 1 de enero todos los contribuyentes del País tendrán la obligatoriedad de usar este nuevo instrumento para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.
Entrevistado luego de participar en la presentación del Programa “Viajero Confiable”, el funcionario dijo que a partir de la semana siguiente el Gobierno Federal pondrá en marcha un sistema que les permitirá facturar a quienes aún no han migrado a esta nueva herramienta.
Para usar este nuevo servicio, el representante del órgano recaudador del País mencionó que las personas sólo necesitarán su Registro Federal de Contribuyentes (RFC), su contraseña y tener acceso a Internet para que desde ahí cumpla sus requisitos de factura electrónica.
Aristóteles Núñez dijo que hasta octubre, fecha de su más reciente información, hay 5.2 millones de personas quienes no han migrado a este esquema de facturación electrónica digital, aunque reconoció que en días recientes el flujo de contribuyentes que transitan a esta nueva herramienta se ha acelerado.
Explicó que hay 850 mil sociedades mercantiles en el País, de los cuales 750 mil ya hacen facturación electrónica con sello del SAT, mientras otros 155 mil lo hacen con sello propio “para ellos migrar a la factura electrónica ya es una realidad”.
“Si el CCE o Coparmex piden prórroga es porque lo hacen en personas físicas que llevan a cabo una actividad empresarial, pero para ellos el SAT ofrecerá a más tardar la próxima semana y de manera pública una versión de un sistema que les permitirá facturar de manera más sencilla cumpliendo con todos los requisitos de la factura electrónica”, comentó.