Banner


Por César Omar Leyva
TRIBUNA
A la edad de 80 años falleció la madrugada de ayer el padre Richard Konen Black, sacerdote que se distinguió por el amor que tenía a los pobres y por haber iniciado la construcción de varias capillas en colonias marginadas de Cajeme y comunidades rurales.

Konen Black fue el presbítero que inició la construcción de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen en la colonia Miravalle y posteriormente gestionó terreno y recursos para la edificación de la Parroquia del Espíritu Santo de la colonia Municipio Libre donde ejerció la mayor parte de su apostolado sacerdotal.

El padre Richard, como era conocido por miles de fieles, fue también el encargado de poner la primera piedra de la capilla de la colonia Esperanza Tiznado y otros templos ubicados en los pueblos Yaquis y Mayos.

La Diócesis de Ciudad Obregón informó que el sacerdote falleció a las tres de la madrugada de ayer, a consecuencia de problemas de salud que lo aquejaban desde hace varios años.

El padre Alfredo Rosas Mendívil lo definió como un hombre cuyo carisma principal fue el de abrir brechas siempre con una actitud humilde, generoso y con deseo de servir, lo que lo llevó a ganarse el cariño de mucha gente.

Sus funerales iniciaron la mañana de ayer en Villa Juárez, comunidad a la que Konen Black tenía especial cariño. Por la noche sus restos fueron trasladados a la Capilla de la Piedad en Catedral donde permanecerán hasta las 12:00 horas de hoy cuando se oficiará una misa de cuerpo presente presidida por el obispo Felipe Padilla Cardona.

Después de la eucaristía su cuerpo será cremado y sus cenizas serán depositadas en los nichos de Catedral.