Banner


Por Federico Chávez Manjarrez
TRIBUNA
El cultivo de canola y cártamo, tienen un ahorro de más del 40% de agua comparado con el trigo, por lo que constituye una buena opción para este ciclo agrícola 2013-2014, sobre todo por la importancia que reviste cuidar el vital líquido de la Cuenca del Río Yaqui.

Así fue informado por el especialista en oleaginosas del Campo Experimental Norman Ernest Borlaug, Lope Montoya Coronado, quien dijo que para retomar la siembra de esos frutos oleaginosos es importante contar con los apoyos suficientes por parte de las autoridades federales y que estos además se otorguen de manera oportuna.

El cultivo de canola y cártamo gastan unos cuatro millares de metros cúbicos por hectárea y el trigo 7.5 millares, por ello se tendrá un importante ahorro del vital líquido de apoyarse las siembras de ambos frutos oleaginosos de manera oportuna.

Recordó que hace algunos años atrás se sembraba una importante área de siembra de canola y cártamo, pero derivado de una serie de factores se dejó de sembrar sobre todo de manejo y variedades, además de que esas oleaginosas no compiten con rentabilidad del trigo, por ello es importante que los posibles apoyos e ingresos que se destinen para ambos frutos sean equiparables o más rentables que el cereal.

Es necesario que la competitividad del cultivo a sembrarse esté al nivel o más alto que el trigo, ya que sólo así los productores volteen los ojos para ambos frutos.