Banner

Dios nos manifiesta un gesto de confianza a cada uno de nosotros, este gesto consiste en que Él sigue creyendo en nosotros, Él sigue confiando en nosotros


Por César Omar Leyva
TRIBUNA
Con motivo de la festividad de la Natividad de Jesús, el obispo Felipe Padilla Cardona envía un mensaje a la feligresía de la Diócesis de Ciudad Obregón en donde pide volver a confiar en Dios para descubrir que si se trabaja en unión con Él no hay problema que no se pueda solucionar.
"En esta Navidad y en este Año Nuevo, Dios nos manifiesta un gesto de confianza a cada uno de nosotros, este gesto consiste en que Él sigue creyendo en nosotros, Él sigue confiando en nosotros a pesar de la situación que podamos vivir. Dios sigue firme en confiar en nosotros y lo hace de tal manera que envía de nuevo a su hijo Jesucristo de una manera diferente pero real y efectiva.
"Y esto lo hace con la finalidad de que pongamos nuestra esperanza en Él, de que también nosotros confiemos en Él, y veremos que así podemos solucionar cualquier problema, cualquier dificultad.
"Junto con Dios podemos superar cualquier obstáculo porque Él siempre quiere lo mejor para nosotros pero no quiere trabajar solo, sino en unión con cada uno de los que tenemos nuestra confianza puesta en su amor de Padre.
"Este mensaje que la Iglesia les dirige es para que despertemos una grande esperanza en Dios y no una esperanza en algo que puede pasar o puede durar poco, sino en alguien que dura, perdura y puede responder a cualquier situación y aún a la situación más fuerte que es la muerte, Dios responde siempre con vida y vida que no termina, vida llena de gozo y alegría.
"La iglesia les desea a todos que aceptemos este gesto de Dios y que sepamos que si confiamos en Él y si nos apoyamos en Él, podremos superar cualquier dificultad, siempre y cuando nos encontremos con Él de una manera personal.
"Verán que de ese encuentro con nuestro Señor van a brotar espontáneamente el gozo, la paz, la felicidad que todos deseamos, porque si no brota de Dios esta felicidad, va a ser un sentimiento poco duradero, va a ser pasajero y después de una semana va a desaparecer.
"En cambio, si nos encontramos con Dios y aceptamos que Él cree en nosotros y nosotros depositamos nuestra confianza en Él, entonces si va a nacer una nueva esperanza, alegría, gozo, que serán permanentes y van a ir creciendo en la medida que los compartamos y sigamos caminando con el Señor.
Con mi bendición y cercanía
Felipe Padilla Cardona
Obispo de la Diócesis de Ciudad Obregón