Banner

Se quedaron sin agua 6 mil habitantes en la Comisaría Marte R Gómez y Tobarito.


Por Candelaria González
TRIBUNA
Una Navidad sin agua potable tuvieron los 6 mil habitantes de la Comisaría Marte R. Gómez y Tobarito por una falla eléctrica que quemó el tablero de control que permite que las bombas funcionen pero de inmediato abastecieron del vital líquido mediante 8 pipas.

TRIBUNA constató esta situación con las familias de dicha comunidad que entre molestas e indignadas expusieron que desde la mañana del pasado miércoles 25 no salió ni una gota de agua por las llaves.

Rolando Cruz Morales, director de Asuntos Indígenas, Comisarías y Delegaciones dijo que el problema de la escasez de agua se originó por una falla eléctrica que originó que se quemara la bomba del pozo que abastece a población.

"En cuanto se enteró el alcalde Rogelio Díaz Brown Ramsburgh de lo sucedido de inmediato ordenó que se les atendiera con pipas con agua potable y se resolviera el problema con la adquisición de un motor procedente de la ciudad de Hermosillo para que a las primeras horas de este viernes quede restablecido el servicio", expresó el funcionario municipal.

Cruz Morales comentó que estarán muy al pendiente de esta situación hasta que el problema quede resuelto totalmente y en beneficio de esta comunidad.

Luego de casi dos días de estar sin agua, Gloria Yépiz Parra, madre de familia se puso muy contenta cuando la pipa llegó a su domicilio y ahí aprovechó para llenar como diez recipientes con agua.

"El agua se fue desde muy temprano en Navidad y estamos muy afectados porque la ocupamos para beber, bañarnos, lavar trastes y ropa, y limpiar la casa", manifestó.

También Casimiro Ortiz Guillén, habitante de la Marte R Gómez expuso que de repente ya no salió agua de la llave y tuvo que comprarla de garrafón para poderse bañar y para tomar.