Banner

La Reforma Hacendaria cuenta con beneficios fiscales para este sector


Por Ulises Díaz y Silvia Olvera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno quiere que el sector maquilador y las empresas de la frontera Norte del País no pierdan competitividad y por eso les otorgó beneficios fiscales en la Reforma Hacendaria.

Ayer, en el Diario Oficial (DOF) la Secretaría de Hacienda publicó que las empresas que funcionan bajo el Decreto para la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (IMMEX) tendrán un estímulo fiscal adicional al aprobado en la Ley del Impuesto sobre la Renta 2014 (Ley ISR 2014).

A las empresas establecidas en la frontera Norte del País les mantuvo el beneficio arancelario vigente en el pago del Impuesto General de Importación (IGI), de 0.85% promedio, por 3 años más.

Del 1 de enero de 2014 se pospuso su entrada en vigor al 1 de enero de 2017, año en el que la tasa subirá a 12.2 por ciento.

En el caso de las empresas maquiladoras, según la Ley ISR 2014, el pago del impuesto será el valor que resulte mayor entre 6.9% de los activos o el 6.5& de los costos y gastos, o bien, podrán liquidar a través de un acuerdo anticipado de precios de transferencia.

"Es necesario establecer un estímulo fiscal a las empresas maquiladoras que tributen en términos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, consistente en una deducción fiscal adicional a la señalada en dicho ordenamiento jurídico, que les permita generar condiciones para continuar atrayendo inversiones al territorio nacional y generar cadenas productivas que impulsen los diversos sectores de la economía", señala el Decreto.

Según las reglas, la deducción adicional resulta una nueva mecánica para determinar la utilidad del ejercicio fiscal.

Así podrán deducir de dicha utilidad el monto equivalente que resulte de dividir entre dos los pagos por concepto de nómina de sus trabajadores, los cuales están exentos, y restarle el 3 por ciento de dichos pagos.

Manuel Villalón, socio de Impuestos de Deloitte, consideró que el Decreto tiene algunos cambios benéficos para los maquiladores pero limitados.

Por ejemplo, en 2014 las maquiladoras podrán deducir hasta el 100 por ciento de sus prestaciones si su actividad productiva es proveeduría para un residente en el extranjero, incluyendo las exportaciones virtuales.

"El problema es que hay bastantes maquiladoras que una parte de su producción se destina al mercado nacional", criticó.

La reforma contempló que las enajenaciones que haga un residente en el extranjero a una maquiladora deberán pagar IVA a partir de 2014, afectando el flujo de las IMMEX.

Ahora podrán hacerlo virtualmente y sin desembolsar nada.