Banner

En el modelo que emplean los universitarios se considera que el motivo del dolor no sólo es biológico, también está relacionado con factores psicológicos y sociales.

NOTIMEX
México.- A nivel mundial, entre ocho y 10 por ciento de la población presenta trastornos temporomandibulares (TTM), que si no son atendidos de manera oportuna y adecuada, pueden ocasionar dolor crónico en los pacientes, alertó Manuel Saavedra García, profesor de la Facultad de Odontología de la UNAM.
Dijo que para atender esos casos en México, en la Facultad de Odontología se creó la Clínica de Dolor Orofacial y TTM, en la que "aplicamos el modelo biopsicosocial mediante la utilización de los Criterios diagnósticos para la investigación de los trastornos temporomandibulares, que abarca tanto los síntomas biológicos del dolor, como los psicosociales?.
Explicó que los TTM provocan alteraciones en las articulaciones y músculos de la masticación (que unen la mandíbula al cráneo) y son ocasionadas por lesiones o parafunciones como el bruxismo y otros hábitos.
También, informó, se sabe que entre 80 y 90 por ciento de la población reporta sonidos como chasquidos o crepitaciones y no poder abrir o cerrar la boca en algún momento de su vida, lo que origina dolor orofacial.
Indicó que los TTM son más prevalentes en mujeres que en hombres, es decir que de cinco pacientes, cuatro corresponden al género femenino, "quizá por factores socioculturales".
En cuanto a la edad, se observa que de los 36 a 47 años es la etapa más crítica, comentó en un comunicado de la UNAM.
El especialista apuntó que el dolor agudo provocado, por este trastorno es tratado con éxito por los odontólogos, pero el crónico implica un procedimiento más integral, por tener un origen es multifactorial.
Saavedra García destacó que la Asociación Internacional para Estudio del Dolor define a éste como una experiencia sensorial y/o emocional ante una lesión real o imaginaria. En cuanto a su duración, hay dos tipos: agudo y crónico.
En ese sentido, informó que en las clínicas de odontología de esta casa de estudios el primero es la causa principal por la que acuden los pacientes para ser tratados de manera adecuada, sin embargo, con el crónico, que es el que se mantiene después de seis meses, no sucede lo mismo.
Aunque en México hay clínicas que manejan el dolor desde hace mucho tiempo, lo hacen de manera general, "nosotros tratamos sólo el dolor crónico y lo delimitamos a cabeza, cuello, articulaciones temporomandibulares y en los músculos, sobre todo los de la sien y las mejillas", refirió.
Recordó que la Clínica de Dolor Orofacial y TTM inició actividades hace ocho años y en este tiempo se han diagnosticado y manejado tres mil 650 pacientes, alrededor de 400 al año.
Aquí se han realizado tesis de licenciatura y posgrado y la principal difusión que hacemos es al asistir a congresos y seminarios, mencionó.
Expuso que el manejo que se da en la clínica es totalmente conservador y está basado en un modelo biopsicosocial, aunque si "hablamos en términos sensitivos, una de las causas del dolor puede ser la inflamación, un bloqueo o la reacción a algún agente externo",
En el modelo que emplean los universitarios se considera que el motivo del dolor no sólo es biológico, también está relacionado con factores psicológicos y sociales, abundó.
"De modo que el origen no es unifactorial y probablemente la causa más importante es el entorno, por estar relacionado con estrés y la respuesta que tengamos ante éste", puntualizó.