Banner

Por Gilberto Ruiz Razo


EL FIN.- No hubo tetra campeonato. La verdad, era demasiado pedir. Pero el grueso del aficionado está triste por la eliminación de los Yaquis, que mucho pudieron hacer. Para empezar, llegar a play offs y defender con dignidad esos tres banderines, no hay postemporada para la afición de CO y la región.
¿PRESENTÍA?.- Nadie puede explicar el porqué la fiel afición, catalogada por muchos, como la mejor, les dio la espalda en esta ocasión. Decir que se aburrieron de verlos ganar, sería un error. ¿Presentían la debacle del equipo que en toda la temporada no entró en ritmo ganador? Tal vez.
SE BURLAN.- Aficionados de toda la costa, gente de prensa, algunos por supuesto, están felices por la eliminación de la escuadra de CO. Y lo están porque sabían que de hacerse el milagro y colarse a las fiestas de enero, los Yaquis serían un equipo muy peligroso y nadie los quería de rivales.
INCLUSIVE.- Sabemos que en Hermosillo había muchos que estaban imaginando una entrevista, la primera, la del repechaje, frente a la tribu si lograban avanzar. Y estaban conscientes del peligro para los líderes de las dos vueltas. No lo decían muchos, pero estaban temerosos de que el castillo que formaron, se derrumbara.
TODO.- Lo que empieza, algún día tiene que terminar. Para los Yaquis se cortó una racha de tres banderines y no hay por qué hacer un drama. Si acaso criticarles que no llegaron a play offs. No es vergüenza no alcanzar el cuarto título en fila. No, de ninguna manera.
GRANDES.- ¿Quién ha conseguido en tres años ligar tres títulos y dos Series del Caribe?. Ni los grandes como Naranjeros y Tomateros que apenas tienen bicampeonatos. Allí deja eso el equipo de CO para ver quién es el guapo que pueda, apenas, igualarlos. Porque pensar en que alguien pueda superarlos, es de dudarse.
FESTEJAN.- Ya fuera los Yaquis, festejan en las siete plazas restantes. Claro, ya estaban hartos de verlos triunfar. Aparte que los títulos que consuguieron, fueron de manera categórica. Hace par de años, barrieron a Algodoneros. Hace un año, hicieron lo mismo con Águilas. No fueron títulos de "chiripa". Fueron conseguidos con todas las de la ley.
LES DIO.- En lo que podríamos estar de acuerdo, es que a los tricampeones les dio mucho el beisbol, en ese lapso. Pero este juego les da a los buenos, no a los mediocres. No fueron conseguidos por pura suerte, que es distinto. El puñado de elementos les imprimió ganas a las acciones y de allí los buenos resultados. Había razones de pe$o, naturalmente.
SIGUE.- Desde ahora, habrá tres cosas que tendrán que resolverse a la menor brevedad posible dos de ellas. Primero la supuesta venta de equipo y enseguida la planeación de la ecuadra para octubre venidero aunque parezca exagerado empezar ya hablar de esto, pues es obvio que habrá una eventual fuerte sacudida al árbol, con gente que cumplió su ciclo en el equipo. No serán muchos, tal vez.
LA TERCERA.- Y la última, seguramente la más importante, ¿por que las entradas tan bajas?. Sí, las de CO, fueron las más bajas de las ocho plazas.
¿Qué fue lo que realmente motivó la escasa asistencia? Menos que en Navojoa y Guasave que ya es mucho decir. ¿En qué falló la directiva?. ¿Nulas promociones?.
SEGUIRÁ.- Pues el récord de Mark Zappelli, de 23 juegos salvados que tienen más de 20 años, seguirá. Si acaso anoche Jason Urquídez entró a salvar el último juego de Naranjeros en el rol regular, lo empataría solamente. Pero ya no hay oportunidad de superarlo.
VARIOS.- Y así como Urquídez, a través de esos 20 años, han sido varios cerradores que se han acercado peligrosamente al récord del importado que vino con los Yaquis a principio de los noventa. Pero se han quedado cortos. Ya muchos, sobre todo en Hermosillo, daban como un hecho que el cerrador de dos nacionalidades, iba hacer añicos el récord. Y hasta ponían cifras. "Lo subirá a 25, por lo menos" se escuhó decir.
CORREO.- Gerardo Ríos N., escribe para decir que el descalabro de los Yaquis, es solamente eso. "No hay que rasgarse las vestiduras. Fueron tres años de satisfacciones, y eso nadie nos lo quita. Hoy festejan, en Hermosillo más que todo, pues no perdonan que fueron los Yaquis los que estrenaron su estadio y consiguieron lo que ellos no han sido capaz en su rica historia: llevarse un título de SC".
SE NEGABAN.- "Todavía recuerdo cómo se negaban a apoyar al equipo, ya mexicano, al inicio de la justa. Pero poco a poco tuvieron que aceptarlo, los orgullosos naranjeros no puedieron estar estrenando su estadio y fueron los Yaquis los que hicieron la proeza que seguramente ellos no conseguirían".
OTRO.- Un correo de un aficionado que no nos autoriza dar su nombre, dice que las bajas entradas al TOG, fueron por falta de promoción. El licenciado Eduardo Castro Luque, al menos le imprimía más ganas. Los que se quedaron por él, se concretaron a politizar las promociones como invitar a personas que nada tienen qué ver con el beisbol. Se olvidaron de los verdaderos aficionados, los que adquieren tarjetas Y en el pecado llevaron la penitencia, tal vez recibían órdenes de arriba"... ¡¡BUENOS DÍAS!!
CORREO ELECTRÓNICO: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla