Banner

sergio ibarra

wA 20 años de la firma del TLC y sus magros resultados
wLos deseos de EPN y su invitación a hacer historia, juntos
wLos parabienes de los amigos; Feliz y Próspero 2014, para todos

Hace 20 años, por estos mismos días, Carlos Salinas de Gortari, había enviado un mensaje a los mexicanos para, además de desearnos lo mejor para el año que estaba por llegar, (1993) nos anticipaba que no sólo el año que estaba por llegar, sino muchos, pero muchos años, traerían la gran prosperidad para el pueblo de México. Y cifraba sus esperanzas al tratado que recién acababa de suscribir con sus homónimos, el Presidente de los Estados Unidos, George Bush, padre, y el entonces primer ministros canadiense Brian Mulroney; era el Tratado del Libre Comercio con estas dos últimas naciones; el TLC, para México, el NAFTA, por sus siglas en inglés, para Estados Unidos y Canadá... Hoy, 20 años después, traigo a cuento lo anterior a propósito de dos cosas; el mensaje de fin de año, enviado hace apenas unas cuantas horas atrás por Enrique Peña Nieto el que, al igual que Salinas a fines del 92, basa sus esperanzas a partir de las recientes reformas alcanzadas, en este caso, la Hacendaria y Energética y, dos, las declaraciones hechas a un medio nacional por Jaime Serra Puche, el secretario de Industria y Comercio (equivalente al de Economía, de hoy) con Salinas y uno de los más fervientes impulsores de la entonces panacea al servicio de los mexicanos, el Tratado de Libre Comercio entre estas tres naciones... Aprovechando la magia que nos da el internet, descubre uno lo dicho entonces por Serra Puche, 20 años atrás en lo que no dejaba la mínima tela de juicio al respecto de las bondades y los beneficios que el TLC representaba para México y los mexicanos, declaraciones que contrastan devastadoramente con lo que afirma ahora Serra y con los pobres resultados que se tienen a la vista…A 20 años de la entrada en vigor del citado acuerdo, Serra Puche afirma cínicamente que el TLC nunca fue planteado como una panacea económica que iba a resolver todos los problemas sociales de México, ”pero en cambio cumplió cabalmente con los objetivos para los que fue firmado, que eran incrementar las exportaciones y tener mayor capacidad de atraer inversión extranjera”... Y machácate esta, lector; según el ex funcionario al servicio de Salinas señala que evaluar los resultados del tratado con base en las cifras de pobreza y desempleo que persisten en la actualidad, es una evaluación “un poquitín” injusta, ya que hay muchas cosas que el tratado no resolvió y que no podía resolver... Y con ese mismo cínico tenor suenan, ahora, las afirmaciones de Joy Olson, en ocasión de la celebración del TLCAN, directora ejecutiva de la organización no gubernamental, Oficina en Washington para América Latina cuando sostiene, a toro pasado, que todo acuerdo comercial tiene ganadores y perdedores y el TLCAN no es la excepción, “las pequeñas y medianas empresas y la producción de granos en México se vieron afectadas, México es hoy un importador neto de productos agrícolas, básicamente de Estados Unidos, pero, en cambio se consolidaron las empresas trasnacionales”... Otro para el que el tratado tampoco sería la tabla de salvación que anunciaran Salinas y sus corifeos, hace 20 años, es Michael Shifter, presidente del Think Tank, Diálogo Interamericano de Washington, para el que, muy frescamente, nos dice que el tratado de marras, “no resolvió el problema de pobreza en México, pero esa no era su intención”, lo que confirma otras dos cosas; el engaño de los entonces conductores de los destinos de México y la verdad que tiene la señora Sefchovich, en el libro que citábamos en los pasados apuntes, País de Mentiras... Por cuanto al mensaje de Peña Nieto, este nos remonta a 37 años atrás cuando López Portillo nos invitaba a administrar la abundancia y la que todavía seguimos esperando... A diferencia del extinto Jolopo, Peña Nieto nos invita a que “juntos hagamos historia” en 2014 luego que, según él, el año que quedó atrás marcó la pauta para la transformación del País; que el 2013, agrega Peña, sea recordado como un año de grandes transformaciones, un año en el que México se atrevió a despegar... es hora de creer. Juntos hagamos historia...
Fierritos en la lumbre... Además de expresar mis más sinceros deseos de dicha, paz y progreso para lectores y amigos en lo particular, para este año que recién arranca, como ya es costumbre en esta que es la primera columna del año, deseo devolver los parabienes para quienes se hicieron presentes con sus mensajes que tanto aprecio; la ex diputada local y federal y ex dirigente del PRI Cajeme, Chayito Oroz Ibarra, Juan Leyva Mendívil, presidente del Distrito de Riego, del Valle del Yaqui, el ex dos veces alcalde y ex diputado federal, Jesús Félix Holguín; el contralor general de SAGARPA, el cajemense, Juan Salvador Esquer, el ex regidor, Efrén Rosas, lo mismo que el doctor Álvaro Rosas Gaxiola, secretario del Ayuntamiento de Bácum, el diputado federal, Faustino Félix Chávez y Manuel Montaño, síndico procurador del Ayuntamiento de Cajeme... Sugerencias y comentarios; Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla