Banner

Advierte sindicato llegarán a esa medida ante incumplimiento de pagos por parte de la empresa


Por Guillermo Urías Ayala
LA VOZ DEL PUERTO
GUAYMAS.- Por ser una empresa privada desincorporada desde hace años del Gobierno Federal, Industria Naval del Pacífico (INP) tiene activos en materia de infraestructura para responder por una liquidación a los cerca de 50 obreros y empleados de confianza, aseguró Marco Antonio Sáenz Badilla.
El secretario del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción, adheridos a la CROC, manifestó analizarán la alternativa de estallar el movimiento de huelga con la entrada del 2014, para forzar a una liquidación por parte de la empresa.
Agregó que para reactivar el astillero, la empresa requiere por lo menos de 800 millones de pesos para dejar las instalaciones en condiciones operables, recursos que por supuesto nadie aportará.
Industria Naval del Pacífico es un elefante blanco y muerto, por lo que lo más viable es el cierre y la liquidación de los trabajadores mediante el remate de sus escasos activos, pues no tarda en que el Gobierno Federal, a través de Administración Portuaria Integral de Guaymas (APIGUAY), tome posesión de las ocho hectáreas donde se asienta la factoría.
Sáenz Badilla externó, que si no lo han hecho aún, se debe a que hay un sindicato de por medio y se tiene que desalojar cualquier vestigio de problema para consolidar su ampliación en el puerto.
Hay un muro de incomunicación por parte de la empresa hacia el sindicato y los trabajadores, y han adoptado una táctica indiferente para prolongar la situación tirante y obligar a los trabajadores a que se vayan sin su respectiva liquidación, manifestó.
El simple hecho de no pagar los sueldos o cubrirlos incompletos durante los últimos seis años y no entregar el aguinaldo en tiempo y forma de acuerdo a la ley, además de otras prestaciones, son causales suficientes para ir a la huelga, señaló el dirigente sindical.
Sólo la prudencia, dijo Sáenz Badilla, por parte del sindicato y los trabajadores lo ha evitado, pero ya no aguantan más.