Banner

Cumple Francisco Delgado amenaza apoyado por grupo armado; autoridades tradicionales solicitan apoyo para retirarlo


Por Carlos Razcón Valenzuela
TRIBUNA
VÍCAM.- Francisco Delgado Romo cumplió su amenaza y anoche tomó por la fuerza la guardia tradicional de Vícam Pueblo --del otro lado del Río Yaqui--, previo al cambio de gobernador y apoyado por grupo armado, denunció Tomás Rojo Valencia.
"Desde hace dos años y sirviendo a intereses contrarios a la Tribu Yaqui, ese individuo y su grupo han estado orbitando, sin guardia ni tierra, tratando de crear conflictos entre los hermanos yoremes", indicó el vocero de la indómita etnia sonorense.
Conocida su proclividad a los arreglos con grupos de poder, Delgado Romo se prestó para servir de esquirol y pretendió desvirtuar el bloqueo carretero que cinco pueblos sostienen desde hace siete meses, en defensa del agua y de su territorio, también fue denunciado a principios del año pasado por "ofertar" el afamado "pasaporte", utilizado emergentemente por los yoremes para visitar a familiares de la Pascua Yaqui, allende la frontera Norte.
Rojo Valencia indicó que, con los antecedentes del caso, ya se preveía que Francisco Delgado sería utilizado para crear conflictos durante el cambio de autoridades tradicionales y fue en Vícam Pueblo donde lo hizo, por lo que las actuales autoridades ya solicitaron apoyo para retirarlo, aunque se avizoran problemas porque tiene gente armada.
Por otra parte y luego de que se retomó el bloqueo carretero --cuatro horas, "quebradas" a mañana y tarde-- un par de días, las autoridades tradicionales acordaron liberar la Internacional 15 durante el presente fin de semana, al igual que lo hicieron en Navidad, para solidarizarse con los paisanos.
Luego de que pasaron las fiestas decembrinas con sus familias al Sur del País, ahora se les facilita el regreso a sus lugares de trabajo, "con un afectuoso saludo y un reconocimiento a su valiosa aportación a la economía nacional, vía las divisas que periódicamente envían a su tierra de origen", apuntó Tomás Rojo.