Banner

El cambio de gobernador en la Loma de Guamúchil se tornó con violencia ayer.


Por Candelaria González
TRIBUNA
Cumpliendo con sus usos y costumbres en la Loma de Guamúchil al igual que en los ocho pueblos yaquis, se eligió a su gobernador en la figura de Reynaldo Espinoza Paredes, mientras que afuera de la Iglesia Espíritu Santo un grupo de indígenas inconformes armaron una trifulca en la que resultaron lesionadas dos personas.
Fue al mediodía de ayer cuando se dió el cambio de vara que empezó en la Guardia Tradicional y terminó con la Consagración a Dios en la Iglesia, en cuyo recinto existe un profundo respeto milenario que impidió que se introdujeran a violentar la ceremonia religiosa.
Encabezados por el ex regidor indígena Jesús Moroyoqui Ramírez "El Chuy Papas", un grupo de 20 personas entre mujeres y hombres, en su mayoría menores de edad, trataron de impedir el ingreso a la Iglesia armados con machetes, leños, palos y piedras.
Y al evitar que sucediera la Consagración y el paso de la procesión de maestros, ministros, cantores y las autoridades tradicionales que venía de la Guardia Tradicional avanzara, se enfrentaron con palos, piedras y machetes saliendo lesionado con una contusión en la cabeza Guillermo Valdez Castillo.
Indignadas con lo sucedido las mujeres indígenas corrieron a gritos al grupo conflictivo y tacharon a "Chuy Papas" como de provocador señalándolo como el culpable de crear tal división por intereses personales.
"Vete de aquí nomás vienes a pelear", "No te queremos estas a favor del agua", "Quieres poner a tu gobernador para seguirte beneficiando", "No es posible que cargues armado a tantos muchachos", fueron algunos de los gritos de las indígenas al responsabilizar a "Chuy Papas".
A lo que Jesús Moroyoqui respondió que ellos pedían diálogo y que a su parecer no hubo consenso en la elección, mientras que el grupo electo externó que el grupo estuvo desde la noche anterior agazapado a un lado de la Iglesia.
Mientras tanto tres patrullas municipales vigilan la Guardia Tradicional para evitar enfrentamientos.