Banner

Por Eduardo B. Almada


DE COLOR ESMERALDA --CONTRA ROBOS-- COOPERSTOWN
La inagotable fuente del deporte rey continúa registrando fantásticas páginas. Luego de haber hilvanado 13 juegos sucesivos ganando en casa, los Cañeros al ver cortada dicha racha frente los Águilas (diciembre 17), ligaron 7 más incluyendo los 2 primeros de la Serie del Comodín, durante el fin de semana. Una seguidilla de 20-1 que difícilmente tenga parangón.
Unen tales hazañas a haber cerrado la 2da. parte con 14-1 como anfitriones y 27-7 en el rol regular por el "Emilio Ibarra Almada". Sucesos que obligan al Comité de Records (LMP) a una zambullida en el arcón de recuerdos.
Recordemos que apenas fue hace 6 años cuando los Tomateros encadenaron 13 victorias consecutivas para imponer el registro de todos los tiempos, entre el 25 de octubre y 18 de noviembre de 2007 o temporada L, sin importar sitio. Entonces hizo recordar que los Ostioneros de Guaymas, en 1985 (XXVIII) lograron ganar aparentemente 13 cotejos sin revés -de acuerdo a la guía- sin embargo incluye que primero fueron 9, empató el 10mo. y ganaron 5 más, lo cual deberían ser 14. Garantizamos que será revisado; pero lo más importante es que la presente actuación de los esmeraldas ha de tener a don Octavio Ibarra, Q.E.P.D., con la sonrisa de oreja a oreja en la gloria como lo vivía en la tierra.
Esta vez le tocó a los Mayos interrumpir, al menos por par de días, el avance de Los Mochis que al perder el lunes está contra la pared y hoy visita el "‘Ciclón' Echeverría". Como ha de saber, la tribu por 1ra. vez en muchos años ha impuesto su calidad de local: 17-6, desde el 15 de noviembre cuando limpió a los verdes. Y de no ser porque Zech Zinicola ha caído en gran slump de pitcheo (16.92 en sus 4 últimas salidas incluyendo el 30 de diciembre en Obregón), lo curioso es que ha sido frente a 16 bateadores a quienes les ha dado sólo un pase, sin ponche con 52 lanzamientos (33 strikes). Da un promedio de poco más de 3 pitcheos (3.25) por turno o sea que su agresividad, por falta de comando, ha sido su peor enemigo y hasta estas alturas, el taller de reparaciones podría estar cerrado.
Sus fallas complicarán la vida a la directiva de la tribu, en caso de avanzar, pues tendrían que considerar a un preparador en lugar de un abridor.
En la serie entre Algodoneros y Naranjeros, que regresa hoy al Estadio Sonora, parece estar siendo notorio lo que otrora se sospechara: algunos de sus noveles relevos, son más vulnerables ahora en las Fiestas de Enero, que en el rol regular. Sólo hay que comparar la efectividad, y siendo lógico por falta de experiencia, no siempre funciona así. No es que se trate de una ciencia exacta; pero definitivamente, no es la misma presión, así como tampoco el compromiso. Y donde más podría estar el asunto es en la concentración, ya que cuando han tenido las bases vacías parece no afectarles tanto. Por otro lado, los catchers de Hermosillo quedaron con la 7ma. peor relación de corredores fusilados en intentos de robos (17 en 56 salidas o 30.4%). ¿Sería por eso que negociaron los servicios de Mario Iván Santana? Este llegó a los Venados siendo de los mejores en la liga, tocante a ese detalle (12 en 26 o .46.2%) y todo indica que con la agresividad repentina de los Algodoneros (4 robos en 5 intentos), Matías Carrillo ha tenido que usarlo aunque su ofensiva se vea afectada. Es que el bajacaliforniano además eliminó a los 3 pseudos robadores que lo intentaron en el rol regular, cuando ya estaba con la casa anaranjada.
Será algo que habrá que ponerle atención, en especial ahora que las series se han reducido a 1 de 2 juegos, para los anfitriones.
Desde 1999, el Salón de la Fama de Cooperstown no inmortaliza a 3 candidatos en la misma ceremonia, siendo su 1er. año en la boleta. Fueron entronizados Nolan Ryan, George Brett y Robin Yount, tercia de la cual no había dudas. Empero, ninguno entró con el 100% de votos o sea que su nombre apareciera en todas las boletas. Cada año los miembros del Comité Elector la reciben con una lista de candidatos entre quienes pueden escoger a 10; pero no es obligación completarla. Si el votante sólo quiere incluir a 1, 2, 3 o la cifra que estime, siendo posible cero, así la puede regresar cumpliendo con el compromiso. Es un sistema totalmente diferente al mexicano donde forzosamente hay que votar por 3 -nomás-, a querer o no ya que de otra forma se invalida. Todavía a la mexicana es más exigente, pues de 10 puntos hay que repartirlos entre los 3, sin poder fallar en la suma. Al margen, por declaraciones públicas se sabía que en 133 boletas aparecían Greg Maddux, Tom Glavine, Craig Biggio y Frank Thomas, en cada una. La cuestión eran 445 restantes; pero hoy se sabrá... MUCHAS GRACIAS
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
@toquesdebola