La llegada de la nueva empresa al REFIESON generará empleo y atraerá más inversiones


Staff de Redacción
TRIBUNA
Con el inicio de operaciones de la empresa QET Tech Aerospace en el Recinto Fiscalizado Estratégico (REFIESON) en esta ciudad, se generarán más de 500 empleos y abrirá la llegada de nuevas inversiones y más fuentes de trabajo a las instalaciones construidas por el Gobierno del Estado tras una inversión de 20 millones de pesos.
Especializada en el mantenimiento, reparación y reciclaje de aeronaves (MRO), la compañía QET Tech desde el pasado 31 de diciembre recibió el primer avión en el hangar del REFIESON, por lo que contratará a más de 500 técnicos especializados.
El objetivo del Gobierno del Estado, dio a conocer la Secretaría de Economía, es parte de la estrategia de desarrollo de la industria aeroespacial en Sonora, que ha cobrado especial auge en esta administración y se encamina a liderar a otros estados del País.
Aparte de detonar este sector en la ciudad, se busca atraer más inversiones, fortalecer la competitividad de la industria aeroespacial, ampliar la infraestructura productiva y consolidar el cluster del sector en la Entidad.
Con la inversión del Estado se construyó una nave industrial de 4 mil 486 metros cuadrados, propiedad del Gobierno del Estado en donde operará QET Tech y permitirá incrementar la capacidad de servicios que brinda a empresas aeronáuticas establecidas en México, así como atender la demanda de estos servicios de los mercados de Norte, Centro y Sudamérica.
Actualmente, QET Tech mantiene contratos con Volvo Aerospace Services, Volaris, Bancomext, Transportes Aéreos Regionales, Viva Aerobus y Aeroméxico Connect.
Además, cuenta con cartas de intención y contratos en revisión con Ticos Air, Estafeta, Aerocalafia, Policía Federal, Sedena, Ammazonas Airlines, Volaris y Operadores de Centroamérica y Sudamérica.
Objetivos buscados con la inversión en el hangar de QET Tech Aerospace.
La nueva industria fortalecerá la competitividad aeroespacial en Sonora con servicios que costarán entre 30 y 50 por ciento menos que en Estados Unidos.