Banner

La Policía carece de pistas para esclarecer el homicidio


Por Javier Camacho
TRIBUNA
La tranquilidad nocturna se vio irrumpida por varias detonaciones en la calle Justicia Social, entre Cócorit y Chilpancingo, en la colonia Primero de Mayo, cuando en el interior de un "picadero" asesinaban a balazos a Ignacio Millán Félix "El Nacho", de 58 años de edad, cuyo homicida huyó del lugar y la Policía desconoce su identidad.
Este nuevo crimen, el cuarto en lo que va del 2014, se registró alrededor de las 03:00 horas, sin embargo, no se supo de ello hasta las 06:40 horas cuando lo reportó una joven.
En el lugar, la Policía mencionó que el homicidio se cometió en la casa marcada con el número 1549, planta baja, inmueble que, según versión de los vecinos, era utilizado por los viciosos del sector para drogarse y embriagarse.
Revelaron que "El Nacho" tenía como cinco años "invadiendo" dicha vivienda, en cuya recámara fue descubierto su cadáver con una herida en la cabeza y otra en el cuerpo.
Cerca del cuerpo estaba una cubeta con varias "caguamas" y un par de focos con residuos de la droga sintética conocida como "crystal".
Los habitantes de la calle Justicia Social revelaron que la noche-madruga de ayer notaron, como siempre, movimiento de varias personas que entraban y salían a dicho inmueble, pero como era una cosa "normal", no le tomaron importancia.
De igual forma, cuando a las 03:00 horas escucharon cuatro detonaciones no lo reportaron, porque creyeron se trataba de cohetes.
Peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) no encontraron casquillos en la escena del crimen, lo cual hace suponer que se utilizó otro revólver para cometer el asesinato o bien el homicida se los llevó para no dejar huellas.