Banner


NOTIMEX
CD. DE MÉXICO.- Por tratarse de una de las culturas más representativas del mundo prehispánico, la exposición "Aztecs. Conquest and Glory", que puede ser visitada hasta el próximo 9 de febrero en Museo Te Papa Tongarewa, ha cautivado a más de 50 mil personas en Nueva Zelanda.
La muestra reúne piezas de la zona arqueológica de Teotihuacán y de los museos nacionales de Antropología y del Virreinato, así como de diversos recintos regionales y la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.
De acuerdo con información difundida por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), para esta exposición se contó con el apoyo curatorial de Lynette Townsend y de especialistas del Museo del Templo Mayor.
A decir de la curadora, entre las piezas destacan las figuras de Tláloc, dios de la lluvia y de la tierra; Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra, y Mictlantecuhtli, dios mexica del inframundo, además de la escultura del Guerrero Águila y la representación a escala del Templo Mayor.
En joyería, se incluyen piezas de oro con jade y plumas exóticas, así como un pendiente de oro de Xochipilli, deidad que representa a las flores y la belleza.
Lynette Townsend comentó que también se incluyeron objetos y trabajos multimedia de museos de México, en los que "se muestra la religiosidad, los sacrificios humanos como parte de lo sagrado y los trabajos realizados, específicamente, para esta exposición".
De esta manera, "Aztecs. Conquest and Glory" divide al imperio azteca en seis secciones: "Orígenes y migración", "Gobierno y sociedad", "Economía y vida diaria", "Dioses y rituales", "Conquista y expansión" y "Caída del imperio".
En relación a la cultura azteca o mexica, Townsend expuso que a pesar de mantenerse durante un periodo corto de tiempo en el poder, la influencia de los aztecas llega hasta el México actual.
"Es una de las grandes culturas del mundo y es interesante conocer su vida diaria, así como su vida espiritual. Hay interpretaciones y diversas lecturas sobre los aztecas, incluso clichés, sobre todo, por los sacrificios humanos", apuntó.
"Creo que es necesario mostrar la cultura como una cosmovisión integral, como un contexto para poder apreciarla en su verdadera dimensión. Para comprender la realidad de los países, es necesario conocer su historia. México es un País importante en el mundo, tanto económica como culturalmente, por eso es vital conocer sus raíces", consideró.
El guión curatorial de la exposición, organizada por el CONACULTA y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tiene como propósito construir un diálogo entre Nueva Zelanda y México, cuyas culturas tienen conexiones, principalmente, en la producción agrícola y en contexto social contemporáneo.