Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La compartición de infraestructura como torres y antenas, así como de redes para servicios de voz e internet se traducirá en ahorros hasta de 30% en gastos de capital y en gastos operativos para las empresas de telefonía móvil, según la consultora GSMA.
“Compartir una parte, o toda, la radio access network (RAN) produce ahorros sustanciales para los operadores y se ha estimado que los ahorros en costos pueden aumentar el flujo de caja libre en hasta un 20% para un operador europeo típico”, de acuerdo con GSMA.
Este lunes Telefónica México anunció que Nextel México usará su red para ampliar su cobertura y en 2012, Telefónica México firmó una alianza con Iusacell en el que ambas compañías se comprometieron a compartir su infraestructura, es decir, torres, antenas y la red de fibra óptica que Telefónica tiene con Megacable y Televisa en su consorcio denominado GTAC.
Abel Hibert, ex comisionado de la extinta Cofetel, comentó que este tipo de alianzas generadas para compartir infraestructura y redes generan ahorros a las empresas pues logran ampliar su cobertura e invertir menos en torres, antenas y su mantenimiento.
Otro beneficio para las empresas móviles es que mejorarán y optimizarán el uso de sus redes, ampliando la cobertura, con lo que disminuyen los precios al usuario final, dijo el también académico de la Universidad Metropolitana de Monterrey.
Jorge Fernando Negrete, de MediaTelecom Policy and Law, coincidió en que compartir redes incrementa la cobertura que ofrecen las empresas de telefonía móvil.