Se detectó que la evaluación se ha vendido en distintas entidades, que los inspectores pasaban las respuestas, y que los maestros sólo enseñaban para pasarla

Por Sonia del Valle

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El Examen Nacional del Logro Académico de los Centros Escolares (ENLACE) se corrompió.

Así lo asegura Eduardo Backhoff, integrante de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), al explicar la eliminación de la prueba en el nivel básico.

“Se hizo una prueba formativa de bajo impacto, y se transformó en una prueba sumativa. Es decir, para propósitos de rendición de cuentas, y de altísimo impacto, y lo que sucedió es que se corrompió”, reitera en entrevista.

Indica que se detectó que la evaluación se ha vendido en distintas entidades, que los inspectores pasaban las respuestas, y que los maestros sólo enseñaban para pasarla.

En Michoacán, recuerda, el año pasado se confiscaron las cajas y se repartieron las pruebas.

“ENLACE representa mucho dinero para muchos profesores, eso es suficiente como para pasar la prueba a toda costa”, dice.

La evaluación, señala, nunca tuvo el propósito de hacer públicos sus resultados, ni usarlos para pagar estímulos a los maestros que están dentro del Programa de Carrera Magisterial o comparar escuelas.

El resultado hoy, sostiene, es que ENLACE desinforma y daña al sistema educativo, y es una prueba poco confiable.

“Es como si te hicieras un análisis clínico en un laboratorio y el diagnóstico fuera incorrecto. ¿Nos gustaría que el médico tomara decisiones con base en ese diagnóstico?”, cuestiona.

Backhoff asegura que el examen es un proyecto de la SEP que no fue diseñado para evaluar al sistema educativo, ni a las escuelas, ni a los maestros.

Se desarrolló, recuerda, con un propósito específico: el saber qué tanto necesitaban los estudiantes de Español y Matemáticas de educación básica para ayudarles a remediar sus deficiencias.

Ahora, opina el funcionario, quien participó en el diseño original de ENLACE en 2006, la rendición de cuentas de las escuelas no debe reducirse al aprendizaje de los alumnos.

Deben evaluarse también las condiciones de la infraestructura, el contexto social de los estudiantes y los maestros, estima.

“Es incorrecto que se haga de forma aislada, y no se consideren los demás factores; eso es lo que el INEE no quiere que se haga”, señala.

Según Backhoff, es mejor suspender ENLACE que tener una evaluación que no es verídica ni confiable.

Recuerda que en diciembre pasado el INEE mandó un comunicado de prensa, junto con la SEP, para anunciar que este año se suspenderá la aplicación de ENLACE en primaria y secundaria, a pesar de no contar con los resultados de la evaluación que realiza el investigador Felipe Martínez Rizo.

Aunque reconoce que se ha criticado al INEE por esa decisión, dice que respetan la decisión de la SEP.