Banner

Acuerdan autoridades, yaquis y miembros del MCA una mesa para la solución al conflicto del agua

Staff de Redacción

TRIBUNA

CD. DE MÉXICO.- Como resultado de la reunión sostenida ayer por la Tribu Yaqui y el Movimiento Ciudadano por el Agua con el Gobierno Federal encabezado por la Secretaría de Gobernación (SEGOB), y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) está encaminada a parar la operación del acueducto Independencia por carecer del Estudio de Impacto Ambiental, lo que podría ser tan pronto como concluya la consulta que se le pidió acelerar entre los yaquis, donde se demostrará el daño irreversible que provoca el trasvase a la etnia y a más de 22 mil usuarios del Valle del Yaqui.

El acuerdo quedará plasmado en un documento el martes próximo, en una mesa que se instalará con los mismos participantes de ayer, dijeron yaquis y miembros del Movimiento Ciudadano, que establecerá como principio que se requiere una política de gestión de más agua para Sonora, con proyectos como la desalación, o un sistema hidráulico del noroeste que apoye el Sur de Sonora y el Norte de Sinaloa.

Durante la reunión presidida por el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda Nava, participaron también el titular de la Semarnat, José Guerra Abud, el director de CONAGUA, David Korenfeld Federman y el director jurídico de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez de la Parra, los ocho gobernadores de la Tribu Yaqui, los gobernadores de Sinaloa y Sonora; Mario López Valdez y Guillermo Padrés, el alcalde de Cajeme, Rogelio Díaz Brown y productores agrícolas de ambos estados.

Voceros del Movimiento Ciudadano por el Agua, Alberto Vizcarra Osuna, de los yaquis, Tomás Rojo Valencia y del Comité Técnico del Agua del Valle del Yaqui, Baltazar Peral, aseguraron que se resolvió también una revisión estricta de la consecuencia de la resolución de la Corte que dio el fallo a productores agrícolas en diciembre pasado.

Por su parte, el gobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías dijo que acataría lo que la mesa resolviera, pues ahí mismo el subsecretario de Gobernación Miranda Nava, como el gobernador de Sinaloa López Valdez le sugirieron que en un acto de buena fe decida la suspensión de la operación ilegal del acueducto, antes de que la Semarnat se lo solicite, señaló Vizcarra, uno de los voceros del Movimiento Ciudadano.