Por Itxaro Arteta
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares en Michoacán para exigir que se proteja la vida e integridad de los ciudadanos.
Ante la incursión de las fuerzas federales en el Estado y luego un enfrentamiento que el lunes dejó muertos, la Comisión solicitó las medidas a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y al gobernador Fausto Vallejo.
Raúl Plascencia, titular del organismo, detalló que el llamado no es sólo para los municipios con incidentes, sino para toda la Entidad y los tres órdenes de Gobierno.
“Con el objetivo de que se conduzcan con pleno respeto al derecho a la vida, a la integridad de las personas y que en buena medida puedan llevar a cabo acciones que sumen a la seguridad pública y de ninguna manera acciones que lastimen a inocentes”, señaló.
En la firma de un convenio de colaboración con la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica, lamentó la muerte de dos personas a manos del Ejército el lunes en Antúnez.
“Un evento que jamás debió haber sucedido. Un evento que refleja esa necesidad de capacitar a los servidores públicos en cuanto al uso de las armas de fuego”, afirmó.
Uno de los fallecidos tenía una herida de bala en la boca y otro en el pecho, detalló; están investigando si estaban armados en el momento y formaban parte de los grupos de autodefensa, y no hay indicios de que haya muerto algún niño, como se dijo en un principio.
Respecto a los agresores, cuentan con videos, fotografías y cerca de 40 testimonios que confirman que fueron disparos del Ejército, así que trabajan en la identificación de los responsables.