Banner


Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- México reprobó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) el desdén de las autoridades estadounidenses a la peticiones de suspender la ejecución del connacional Édgar Tamayo.
Durante la sesión del Consejo Permanente en Washington, el Embajador Emilio Rabasa Gamboa exhortó a los países miembros que contemplan la pena capital a que considerar la abolición o decretar una moratoria sobre su aplicación.
Indicó que pese a las medidas cautelares que emitió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en favor de Tamayo Arias y el amparo de la Corte Internacional de Justicia por la violación a su derecho consular, el Gobierno de Texas mantiene la fecha de la ejecución por inyección letal para el 22 de enero.
“Resulta particularmente grave que pese al otorgamiento de medidas cautelares y provisionales a favor de sentenciados a muerte, así como peticiones y casos relacionados con estos asuntos en trámite, aún ante el sistema interamericano, se programen y lleven a cabo ejecuciones”, dijo el diplomático.
Para México, agregó, el tema de la pena de muerte desde una perspectiva de protección de los derechos humanos debe figurar como un asunto prioritario en la agenda de la OEA, por lo que solicitó su inclusión.

En su intervención, la representante de Estados Unidos, Carmen Lomelín, indicó que si bien su gobierno reconoció el fallo de la CIJ y ha reafirmado su compromiso de cumplir sus obligaciones bajo la Convención de Viena, no existen estatus que impidan continuar esta pena.
De 45 años de edad, Tamayo Arias fue sentenciado a la pena capital por el asesinato del policía Guy P. Gaddis, en Houston, Texas, el 31 de enero de 1994.
Su caso y el de otros 50 mexicanos fue llevado por el Gobierno de México a la CIJ, quien ordenó a EU revisar las sentencias. Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de ese país dispuso que el Gobierno de Texas no está obligado a atender la resolución del Tribunal Internacional, y rechazó la revisión del caso.
A las diversas gestiones que han realizado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el Gobierno de Morelos y organizaciones civiles, se sumó la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, quien solicitó al Gobernador Rick Perry postergar la sentencia.
En Dallas, la abogada Sandra Babcock advirtió que Tamayo podría ser ejecutado sin que ninguna corte haya revisado la violación de sus derechos consulares.
“Sólo pedimos un proceso justo. Ir a la corte y probar lo que decimos, pero ni siquiera recibimos esa oportunidad”, explicó Babcock, quien encabeza la defensa, en una teleconferencia de prensa.