Banner

El fenómeno en el río Paraná es atribuido por los expertos a las altas temperaturas y a la desaparición de especies que contribuían a mantener el equilibrio del ecosistema, como los yacarés.

THE ASSOCIATED PRESS
BUENOS AIRES.-Al menos diez personas resultaron heridas en las últimas 48 horas luego de producirse un nuevo ataque de peces de la familia de las pirañas en el río Paraná, en la ciudad argentina de Rosario.
El nuevo ataque, que se confirmó el sábado, ocurrió en la misma zona donde el 25 de diciembre resultaron heridas 70 personas, incluso siete niños de los cuales uno sufrió la amputación parcial de dedos.
El ataque de las palometas, como se denomina a esta especie de peces carnívoros, ocurrió en el popular balneario Rambla Catalunya, en la zona norte de Rosario -unos 310 kilómetros al noroeste de Buenos Aires- y provocó heridas a los niños que se encontraban en el agua.
Según el diario local La Capital, el primero de los ataques del viernes tuvo lugar por la mañana y se registraron al menos otros tres en la tarde. Entre los afectados hay un niño que sufrió heridas en uno de sus pies y explicó que estaba flotando en el agua cuando sufrió una mordedura.
El fenómeno en el río Paraná es atribuido por los expertos a las altas temperaturas y a la desaparición de especies que contribuían a mantener el equilibrio del ecosistema, como los yacarés.