Banner

Celebran indígenas 400 años de la llegada del Evangelio a Sonora

Por César Omar Leyva

TRIBUNA

Los indígenas del Sur de Sonora demostraron una vez más que sus tradiciones están más vivas que nunca y lo hicieron en una celebración en la que fusionaron sus riquezas culturales para dar a gracias a Dios por haber enviando hace 400 años a sus pueblos al Padre Pedro Méndez, iniciador del cristianismo en la Entidad.

Yaquis, Mayos, Pimas, Guarijíos y Ópatas se unieron en un solo dialecto, el de la Fe, para gritar que no están dormidos y que quieren ser parte de la nueva Evangelización del mundo.

Desde poco antes de las 11:00 horas de ayer, cerca de 500 indígenas pertenecientes a las cinco etnias se formaron afuera de Catedral para iniciar una procesión en la que cada tribu llevaba un grupo de danzantes y las imágenes de los santos que veneran en sus pueblos. Los Mayos anunciaron con cuetes su llegada y como forma de respeto hacia el resto de las etnias, les permitieron venerar un cuadro de la Santísima Trinidad que cargaban consigo.

Previo al inicio de la caminata, el obispo Felipe Padilla Cardona bendijo una campana que será llevada hasta el pueblo de Camoa, donde según la historia comenzó su apostolado el Padre Pedro Méndez.

Entre cantos y danzas los grupos étnicos dieron la vuelta a la Plaza Álvaro Obregón y regresaron a Catedral donde se llevaría a cabo la celebración solemne.

Las etnias entraron una a una al Templo y colocaron en el altar a sus santos, al tiempo realizaban oraciones y cánticos en sus dialectos tradicionales. Fue un momento de mucho respeto, cada tribu tuvo su tiempo para venerar a Dios y elevarle alabanzas a manera de agradecimiento. Una unión de costumbres que, según los que conocen, no se da muy seguido pues cada pueblo es muy celoso de sus tradiciones y rara vez tienen oportunidad de participar juntos en una misa.

Luego de la entrada de los indígenas que estuvieron encabezados por sus gobernantes tradicionales, el obispo subió al altar acompañado del grupo de sacerdotes que concelebraron con él.

En la misa se proclamaron las lecturas en los dialectos indígenas y en castellano, también se dio espacio para que cada etnia hiciera sus cantos propios y danzaran para Dios como señal de que estaban contentos.

Después del protocolo tradicional, los indígenas volvieron a danzar dentro de Catedral, recinto que fue testigo de una celebración donde la fe nuevamente volvió a unir culturas, razas y tradiciones en torno a Dios.

El padre David Beaumont, vicario episcopal de los pueblos indígenas dijo que es necesario que los cristianos de la Ciudad, reconozcan a los indígenas como parte importante de la Iglesia Católica, pues fueron ellos los que se encargaron de continuar la labor iniciada por el jesuita Pedro Méndez, una labor evangelizadora que ahora corresponde a todos heredar a las generaciones que vienen.

No respetan arte de callejón  

http://tribuna.info/components/com_gk3_photoslide/thumbs_big/928708WP01168_copia.jpg

Luce en muy mal estado

  El famoso callejón del arte, ubicado en el primer cuadro del centro de la ciudad se encuentra descuidado y predomina la basura.

http://tribuna.info/components/com_gk3_photoslide/thumbs_big/364261WP001171_copia.jpg

Luce en muy mal estado

El famoso callejón del arte, ubicado en el primer cuadro del centro de la ciudad se encuentra descuidado y predomina la basura.

http://tribuna.info/components/com_gk3_photoslide/thumbs_big/222573WP001169_copia.jpg

Luce en muy mal estado

El famoso callejón del arte, ubicado en el primer cuadro del centro de la ciudad se encuentra descuidado y predomina la basura.