Banner

Por Ernesto Sarabia
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Al colocarse en su mínimo histórico nominal en la última subasta, la tasa real de Cetes a 28 días resultó negativa, situación que podría desincentivar las inversiones y elevar el consumo, coinciden especialistas.
En la subasta del martes 14 de enero, la tasa nominal de los Cetes a 28 días se ubicó en 3.05 por ciento anual, su punto más bajo desde que se tiene registro, lo que una vez descontada la inflación arroja un rendimiento negativo de 0.82 por ciento.
En lo que va de enero, la tasa promedio real de Cetes a un mes se ubicó en menos 0.74 por ciento.
“Las tasas negativas desincentivan las inversiones y aumentan el consumo”, dijo Jorge Velarde, profesor consultor e investigador del departamento de finanzas del EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey.
“Aunque se debe considerar que está en puerta la modificación de la política monetaria de la Fed de EU, lo que se traducirá en un alza en las tasas de interés en las naciones en desarrollo y en particular en el caso de México se tendrá un aumento ordenado compensando la actual tasa negativa”, agregó.
Para los ahorradores, las tasas reales con signo negativo no son un atractivo porque los bancos no reponen ni siquiera la inflación, al igual que para los que invierten en valores gubernamentales, refirieron consultores de Economy, Business & Indicators (ECOBI).
Para el coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas de la Facultad de Economía de la UNAM , Miguel González, las tasas reales negativas significan que se pierde en el tiempo el poder adquisitivo del dinero, con lo cual se desincentiva el ahorro y se fomenta que la población prefiera consumir en el presente.
El repunte inflacionario sólo es pasajero y al fin del año los niveles de tasas actuales resultarían atractivos para los inversionistas, dijo González.
Las tasas negativas se presentan cuando la inflación es alta (en enero se debe por cuestiones de alzas provocadas por la Reforma Fiscal), lo que impacta a las tasas reales, pero en la medida que los ajustes sean descontados por el mercado, las tasas volverán a ser positivas, opinó Velarde.