Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) reportó un incremento en el éxodo de familias en la zona que disputan autodefensas y crimen organizado en Michoacán.
José María Cázares, presidente del organismo, reveló que en este mes han registrado 90 casos de personas que han huido de sus comunidades por la inseguridad.
Esa cifra, destacó, representa casi el 50 por ciento de los 200 casos de desplazamiento documentados por la CEDH durante todo el año pasado.
“Vemos que sí se ha intensificado porque el año pasado tuvimos aproximadamente un número de 200 gentes y ahora pues llevamos 90 aproximadamente”, dijo el Ombudsman.
“Eso indica que en poco tiempo se ha intensificado esta situación. En algunos casos son familias completas pero la mayoría son jóvenes que emigran hacia otros lados de la República e incluso en algunos casos al extranjero”, agregó.
Entrevistado esta tarde, Cázares detalló que el éxodo de familias se está dando principalmente en Apatzingán, Nueva Italia y Tepalcatepec.
Se trata de la zona que concentra la lucha entre autodefensas y el grupo delictivo Los Caballeros Templarios, y que en días pasados desbordó en el bloqueo de carreteras y ataques incendiarios contra vehículos, negocios y el Palacio Municipal de Apatzingán.
“La percepción es de temor, la percepción que tenemos nosotros es que la gente está temerosa de que pueda haber alguna nueva etapa de violencia, lo cual no deseamos”, comentó.
Cázares confió en que, los operativos federales iniciados la semana pasada ayuden a contener el desplazamiento de familias en esa región del Estado.
“Yo espero que esto (del éxodo) ya termine. El deseo es que cada uno de nosotros se desarrolle donde queremos estar, donde podemos estar, con nuestra familia, con nuestros seres queridos”, dijo.
A pregunta expresa, señaló que en los siete días que llevan los operativos federales en la zona no se han presentado quejas por posibles excesos del Ejército o Policía Federal.
Al representante de la CEDH también se le preguntó sobre la permanencia, visible y comprobada, de autodefensas armados en localidades que han sido ocupadas por las fuerzas federales.
“Mi llamado es a que el Gobierno de México haga prevalecer la ley y que nadie puede estar por encima de la ley, ni particulares ni autoridades”, comentó.