Banner

Mario Rivas Hernández
Por fin, ya hay un convenio

EN GUAYMAS Y EN EMPALME la gente está muy preocupada. Tanto así, que, olvidando sus naturales diferencias y sin distingos de colores partidistas, se unieron para expresar sus deseos de buscar una solución al problema de la inseguridad.
¿Y sabe usted qué fue lo que detonó esta inquietud que ya venía gestándose entre guaymenses y empalmenses?:
El asalto al campo “Guadalupe” de MARCO ANTONIO LLANO ZARAGOZA, la madrugada del sábado anterior.
Los ladrones se llevaron más de 4 millones de pesos de los cajeros de Banamex.
Empresarios, agricultores y hasta el propio alcalde OTTO CLAUSSEN IBERRI, hablan de “blindar” la región, como si hacerlo fuera una cuestión de buena voluntad de los ciudadanos.
Déjeme decirle que leí las declaraciones de algunos guaymenses y del alcalde de Empalme, HÉCTOR MOISÉS LAGUNA TORRES, en torno a este fenómeno que se ha hecho presente en la región de un tiempo a acá.
Claussen sugiere que “las autoridades deberían ocuparse de la prevención del delito, para que la ola delincuencial no brinque a las colonias guaymenses”.
Y la verdad sea dicha, como no está muy clara esta postura.
A ver, ¿a qué autoridades se refiere Otto?
Porque hasta donde alcanzo a comprender, él encabeza a una de las autoridades en la región.
O sea, a la Policía Municipal, denominada “Preventiva” precisamente.
Es muy probable que el munícipe se haya referido a las autoridades estatales, que tienen el control de la Policía Estatal Investigadora y de la Policía Estatal, que depende de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.
Como sea, la sugerencia es válida.
Llano Zaragoza, el productor afectado con el robo del sábado, declaró que “es tiempo de que se active la autoridad y en conjunción de esfuerzos, resuelvan los serios problemas de seguridad pública en la región”.
Pues sí: es lo deseable.
El problema es que, hasta el momento, no se ha logrado encontrar la fórmula que resuelva el problema de la inseguridad pública en ninguna Entidad del País.
Ya ve usted lo que está sucediendo en Michoacán: miles de agentes federales, militares, del Estado y hasta municipales, no pueden encontrarle la cuadratura al círculo de la inseguridad.
Hacen su mejor esfuerzo, pero evidentemente esto no ha sido bastante.
HÉCTOR MOISÉS LAGUNA TORRES, munícipe empalmense, rescató una frase que en el pasado reciente fue muy usada por políticos y funcionarios: “somos más los buenos que los elementos malos”.
Laguna considera que es necesario el apoyo de otras corporaciones.
Error, señor Laguna.
Pongo de ejemplo el caso del Municipio de Cajeme. Aquí tenemos la presencia de elementos de todas las corporaciones habidas y por haber.
De hecho, es común que por la noche lo rebase un convoy de unidades policíacas con el código encendido.
Los obregonenses ya no nos alarmamos. Pero los visitantes se espantan.
¿Resultado?
Negativo: los muertos no cesan, la violencia entre grupos persiste.
Tengo, para mí, que la solución tiene qué darse en dos vertientes y así lo ha dado a entender el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO.
Una: profundizar en las posibles causas y tratar de solucionar el problema desde su raíz.
Otra: realizar una tarea preventiva pero sólo a partir de una estrategia integral.
El constructor RAMIRO PÁEZ CRUZ, aseguró al colega JORGE RAZCÓN VALENZUELA, que “los empresarios aportarán recursos económicos a equipamiento de policías y lo que se requiera para que vuelva la tranquilidad”.
¡Mmmm!
Yo, como Santo Tomás, don Ramiro.
Usted me entiende.
A MÍ ME SORPRENDE SOBREMANERA que no se haya difundido como debiera el robo de tres tractores de un campo agrícola de Benito Juárez.
Yo lo comenté ayer en el programa de radio “Contacto Ciudadano” y de Villa Juárez llamó un lugareño para corregir: los tractores no son propiedad de ABEL CASTRO GRIJALVA, sino de los ejidatarios.
En realidad, no intenté decirlo así: se sabe que Castro es coordinador o dirigente de un organismo de producción ejidal y por ello se convierte en referente cuando se habla de algo que sucedió en una de las propiedades de dicho organismo.
Por otra parte, ayer me informó un agricultor del Valle del Yaqui que los tractores son propiedad del Distrito de Riego y que cada uno tiene un valor de más de tres millones de pesos.
Y peor, aún: que no están asegurados.
¡Válgame, Dios!
POCO SE HABLÓ EN MEDIOS sobre el asalto a la mina de oro Santa Elena, ubicada en el Municipio de Banámichi.
De ahí se robaron 600 kilos de ese valioso metal.
No cabe duda: el crimen organizado está atacando al campo sonorense.
¿Estamos preparados para contrarrestar esta embestida?
Hasta ahora, las autoridades no han demostrado que lo están.
El caso es que, ante la violencia y la criminalidad desbordada, respondemos con buenas intenciones.
Como diría Jarrín, el legendario cronista de los Dodgers de Los Ángeles: ¡Ave, María, qué mal me siento!
En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

Y LO DICHO SEÑOR MÍO: el Dr. JOSÉ MANUEL MIRELES, líder de los grupos de autodefensa de la Tierra Caliente michoacana, ya se atrevió a decir su verdad: fue prácticamente obligado por funcionarios federales a leer un escrito cuando se encontraba todavía en estado grave, en el Hospital Médica Sur de la Ciudad de México...
Afirma que le sacaron de contexto lo que leyó, y que el video fue editado...
Sin embargo, es evidente que Mireles está temeroso, no tanto de sus enemigos, los llamados Templarios, sino del Gobierno Federal...
Sólo así se explicaría la titubeante actitud del principio...
¡ALABADO SEA EL SEÑOR! Por fin, después de más de cuatro años de conflicto en torno al agua de la Presa EL Novillo, y tras de grandes y pequeñas confrontaciones con el Gobierno del Estado, yaquis, Gobierno de Sonora y funcionarios federales, firmaron un convenio...
--¿Y lo demás, Juan?...
--Lo que hoy se firmó es al margen de la consulta sobre el impacto ambiental y al margen de la cuestión jurídica...
--¿Les fue bien?...
--Yo diría que sí porque logramos la firma de todos los actores en un compromiso que estamos obligados a cumplir... Los yaquis impusieron condiciones no creas, y lo esencial es que no se levantará de inmediato el bloqueo porque primero se va analizar todo lo que hoy se platicó aquí.
--Decir compromiso se oye bien pero se oye mejor decir que se firmó un convenio, ¿verdad?...
--Así es...
--¿Quiénes fueron los firmantes?...
--Pues mira, firmó el gobernador Guillermo Padrés, firmaron el director de CONAGUA David Korenfeld, el titular de SEMARNAT, Juan José Guerra Abud, firmaron 5 gobernadores yaquis y los voceros Mario Luna y Tomás Rojo Valencia, además de los alcaldes Otto Claussen de Guaymas y Rogelio Díaz Brown de Cajeme. Nosotros estuvimos en calidad de testigos...
JUAN LEYVA MENDÍVIL se percibía relajado. Le dije que ayer mismo, en el programa de radio donde colaboro, había explicado al auditorio que hacía falta un convenio, una especie de negociación porque negociar es la esencia de la política...
--Pero tiene que estar acompañada de una razón con justicia--se defiende el dirigente de ALCANO...
--No me has explicado en qué consiste el convenio...
Lo principal es que el Gobierno del Estado le tiene que entregar a CONAGUA el manejo total de los trasvases...
--Bueno, este es un buen paso... ¿qué más?...
--Que se revisará si técnicamente es posible y necesario el trasvase de agua de El Novillo...
--¿Y el bloqueo termina ?... ¿Los yaquis no se comprometieron a levantar el bloqueo?...
--Naturalmente, pero no hoy mismo sino mañana se tomará esa decisión allá en Vícam...
Esta breve conversación con Juan Leyva se dio minutos después de que la delegación sonorense salió de la Secretaría de Gobernación...
--Oye, Juan, ¿y ahora si vieron a Miguel Osorio Chong?...
--Ahora sí. Al final, se hizo presente y nos dirigió unas palabras...
--Pues tienes razón si les fue bien...
Al costo, caro lector... Al costo...
COMO VERÁ USTED, LA propuesta de los yaquis tuvo una respuesta y esto es ya ganancia...
Sin embargo algo que no se ha difundido explícitamente es que lo esencial del convenio, que son los candados que estableció el grupo étnico para que no se realicen trasvases de agua si antes no se demuestra que hay una emergencia que no permite que las fuentes alternas con que cuenta Hermosillo para abastecer el consumo humano son suficientes... Es decir que CONAGUA sólo realizará un trasvase si se presentara una emergencia extrema por una sequía... Por lo demás, quedó claro que los yaquis y los productores agrícolas del Valle del Yaqui no desistirán de los amparos que tienen interpuestos y seguirá la lucha legal hasta las últimas consecuencias de acuerdo a lo expresado por el diputado federal FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ, que fue uno de los testigos de la firma del convenio, junto con directivos de organismos agrícolas y el presidente del Distrito de Riego y otros funcionarios.
Habían sido muchas reuniones plagadas de promesas incumplidas, de respuestas vagas, de interpretaciones optimistas que luego resultaba que eran incorrectas...
Desde luego, un convenio no decide la solución del conflicto pero cuando menos allana el camino para lo que viene después...
Ojalá que al final del camino las cosas encuentren un punto de equilibrio que satisfaga, en la medida de lo posible, a todas las partes...
Ojalá...
Por lo pronto, los integrantes de esta delegación se merecen una cálida recepción al regreso de la Ciudad de México...
Es cierto: no hay un triunfo pero tampoco una derrota...
Lo que hay es un paso avanzado, una intención compartida de llegar a un acuerdo, una ventana que se abre apenas pero que puede convertirse en un futuro no lejano, en la solución de este larguísimo conflicto...
Según veo yo las cosas, cada uno de los actores involucrados en este diferendo, está obligado a poner lo mejor de sí mismo para llegar a este punto de conciliación tan anhelado...
Después de todo, el final de toda guerra es el acuerdo y es la negociación, en el entendido de que en esta lucha no debe de haber ni vencidos ni triunfadores...
Es todo.
Le abrazo.