Por Ivis Aburto
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Peyton Manning tiene ante sí la oportunidad de imponer la que podría ser la marca más difícil de alcanzar en la NFL.
En el tercer Súper Tazón de su carrera, el pasador de los Broncos de Denver podría convertirse en el primero que gana un título de la NFL con dos equipos distintos.
La hazaña es de tal magnitud, que leyendas del calibre de Joe Montana o Brett Favre sólo pudieron imaginarla.
Tras ganar el Trofeo Vince Lombardi, Montana cuatro veces con San Francisco y Favre una con Green Bay, ambos se quedaron a la orilla del Súper Tazón con Kansas City y Minnesota, equipos con los que acabaron su carrera, respectivamente.
Tras montar la que ha sido la mejor temporada para un quarterback en la historia de la NFL con nuevas marcas en pases de touchdown (55), yardas por aire (5 mil 477) y puntos anotados (606), ganar el Súper Tazón con Denver sería, quizá, la máxima proeza en la carrera de Manning, quien ganó con Indianápolis la edición XLI.
Kurt Warner, quien guió a San Luis a conquistar el Súper Tazón XXXIV, es el quarterback que más cerca ha estado de ganar un título con dos equipos.
Sin embargo, Pittsburgh le arrebató la posibilidad de hacerse de un lugar de honor en la historia a Warner, quien llevó a Arizona a la edición XLIII del juego por el título.
Hoy, la oportunidad es de Manning, quien con lo demostrado los últimos cinco meses, parece no estar dispuesto a desaprovecharla.