Banner

Por Francisco Minjares Galaviz
TRIBUNA
De los 450 trabajadores del transporte urbano en Cajeme, sólo dos resultaron positivos en la prueba de antidoping realizada de manera sorpresa por el Gobierno Estatal a principios de semana y serán enviados a un programa de rehabilitación que tiene una duración de tres a seis meses para que puedan reincorporarse a sus actividades, informó Luis Acosta Cárdenas.
El secretario general del Sindicato del Transporte Urbano en Cajeme, dijo que el hecho de que sólo dos del total de los trabajadores hayan resultado positivos, demuestra la efectividad de los programas para prevención de adicciones emprendidos por el Sindicato del Transporte y las empresas dedicadas a esta actividad con miras a limpiar y sanear la imagen de los operadores.
El programa para prevención de adicciones, consiste en brindar asesorías psicológicas, así como pláticas y talleres sobre las repercusiones que pueden tener los vicios en las personas y sus familias.
En los casos que resultan positivos en las pruebas de antidopaje, los trabajadores son enviados a programas de rehabilitación que duran hasta seis meses y en cuanto los especialistas consideran que ya ha sido rehabilitado, se lo hacen saber a la empresa, pero si en cualquier momento hay una reincidencia los operadores son dados de baja de manera definitiva.
“Ya tuvimos este resultado, no podemos decir de qué empresa son los trabajadores por motivos de confidencialidad, pero vemos que es un resultado bastante satisfactorio y vamos a seguir trabajando hasta llegar a un 100% de casos negativos”, concluyó.