Por Karina Suárez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- A pesar de la presencia de grupos delictivos en las zonas de Michoacán y Norte del País, la producción de metales apunta a la alza.
El auge en los precios internacionales observado en estos años en metales como el oro, hierro y cobre, apuntaló el optimismo de las empresas mineras en México, las cuales reportaron hasta 2012 inversiones récord por 8 mil 43 millones de dólares.
Por ejemplo, hace dos décadas la producción del fierro no rebasaba los 6 millones de toneladas. Ahora, en 2012 la producción de ese insumo alcanzó 14.9 millones de toneladas, según las estadísticas del Servicio Geológico Mexicano.
De este indicador, Michoacán aportó alrededor de 4 millones de toneladas, pues cuenta con importantes acereras en su territorio, como Arcelor Mittal y Ternium de México.
En paralelo, la inversión en seguridad privada de las empresas mineras ha ido en aumento. En 2013, las empresas afiliadas a la Cámara Minera de México (CAMIMEX) destinaron 41 millones de dólares a este rubro, 13 por ciento más que el año previo.
José Almodóvar, especialista del sector minero de la consultora PwC, explicó que desde hace una década el País creó una plataforma de negocio que hizo rentable las operaciones extractiva pese a los incidentes delictivos.
Sin embargo, advirtió que ahora con los cambios fiscales, aunado a la permanencia de estos hechos de violencia, las empresas podrían revalorizar sus planes de negocio.
“Sabemos que la inseguridad es un tema que afecta al País y la minería no está exenta, al contrario últimamente ha sido más severamente dañada por este fenómeno”, indicó.
Representantes de empresas como Arcelor Mittal, Altos Hornos de México (AHMSA), Grupo México y Goldcorp de México han reconocido el incremento en inversión de elementos de seguridad y sistemas de vigilancia para evitar bloqueos, robos de camiones con concentrados de mineral y secuestro de personal.
El vicepresidente senior de Goldcorp México, Horacio Bruna, señaló que si México desea avanzar en la atracción de inversiones debe resolver los temas de seguridad y la certeza jurídica sobre la tenencia de la tierra.
“Ya en sí (México) es bastante más inseguro que cualquier otro País en donde esté Goldcorp”, admitió Bruna.
Bloqueos de unidades y extorsión son los incidentes delictivos que ha enfrentado la empresa canadiense con minas en Guerrero, Chihuahua y Zacatecas.