Banner

Pintar de amarillo la franja del estacionamiento de un negocio o empresa no significa que sea exclusivo y que no se puedan estacionar los automovilistas.

Por Candelaria González

TRIBUNA

Pintar de amarillo la franja del estacionamiento de un negocio o empresa no significa que sea exclusivo y que no se puedan estacionar los automovilistas, porque en este mes sólo han renovado en el Ayuntamiento por ese derecho 36 de un total de 111 que se otorgaron en el 2013.

Jaime Ivich Campoy, director de Ingresos del Ayuntamiento, dijo que siempre y cuando por fuera del negocio aparezca en el aparador la hoja pegada con el permiso la gente no se puede estacionar, no obstante, de no estar a la vista lo pueden utilizar porque indica que no han realizado el trámite.

En ese sentido, el funcionario municipal llamó a los propietarios a ponerse al corriente y hacer el pago único anual por 3 mil 675 pesos o podrían hacerse acreedores a una sanción económica por 675 pesos.

Reiteró la importancia de quienes ya cumplieron y cuentan con su permiso lo coloquen por fuera del negocio para que la gente no los utilice, porque entonces sí los pueden multar o llevarse el carro la grúa al Corralón.

Ivich Campoy añadió que por lo general los comerciantes utilizan la franja amarilla como uso exclusivo de sus clientes y en el caso de las empresas lo hacen para carga y descarga de mercancía.

Y recomendó a quienes desean continuar con este servicio de estacionamiento, acercarse a las oficinas de la Dirección de Ingresos para adquirir un nuevo servicio o renovarlo y en su caso si ya no lo quieren, proceder a pintar la franja de color verde.