Por Adriana Alatorre

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Del 1 al 29 de enero de 2014 se registraron 255 defunciones por influenza, 232 por A H1N1, uno por A H3N2, uno por B, y 21 por otros tipos.

En el mismo periodo se han confirmado 2 mil 403 casos de influenza, de los cuales, 2 mil 014 fueron por A H1N1, 112 por A H3N2, 27 por B y 250 debidos a otros tipos.

Según el último reporte de la Secretaría de Salud, la distribución de casos y defunciones confirmados por fecha de inicio de síntomas es la siguiente: en la semana del 1 al 4 de enero 344 casos y 69 defunciones; en la semana del 5 al 11 de enero 830 casos y 115 defunciones; en la semana del 12 al 16 de enero 572 casos y 44 defunciones; en la semana del 17 al 23 de enero 632 casos y 27 defunciones. Durante la semana del 24 al 29 de enero se han confirmado 25 casos y ninguna defunción. Este virus estacional provoca cuadros más severos en adultos de entre 35 y 55 años que padecen alguna enfermedad crónica como obesidad y diabetes.



Urgen a atender síntomas

Siete de cada diez pacientes que murieron por influenza llegaron seis días después de iniciar los síntomas.

Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Secretaría de Salud, precisó que entre quienes llegaron tarde a recibir atención, el 70 por ciento tenía además enfermedades como diabetes y obesidad mórbida.

Aseguró que hasta ahora los hospitales no se encuentran saturados o rebasados, y señaló que es urgente que las personas se atiendan ante los primeros síntomas.

De acuerdo con la dependencia, hasta ahora se han presentado 227 defunciones en lo que va del año.

El funcionario insistió en que es el mismo virus de 2009 y adelantó que faltan, en promedio, cinco semanas en las que se espera el incremento de casos.

En entrevista, Kuri señaló que investigan por qué Baja California encabeza el número de defunciones, donde se han contabilizado 32.

“Tampoco está fuera de control y no hay una hiperconcentración en ningún Estado. No vemos una concentración hacia el norte del País o hacia alguna zona en particular”, aseguró.

Aseguró que del total de las instituciones de salud no reportan que haya alguna delegación que esté rebasada en sus capacidades por influenza, aunque es evidente que hay un incremento en las enfermedades graves y neumonías.

Subrayó que del total de consultas en las unidades monitoras, las enfermedades respiratorias graves alcanzan el 20 por ciento.

De los casos muestreados, más del 20 por ciento son positivos a influenza, sobretodo en hospitales de alta concentración.