Las tortillerías que fueron suspendidas, una se encuentra en el Campo 60 del Municipio de Bácum, otra en Providencia y la última en la colonia Campestre.

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

Por no tener precios a la vista y falta de calibración de las básculas, fueron suspendidas tres tortillerías del Municipio de Cajeme, durante la verificación realizada por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), en distintos establecimientos locales, informó Luis Alberto Ruiz Coronado.

El subdelegado de PROFECO, manifestó que las tortillerías que fueron suspendidas, una se encuentra en el Campo 60 del Municipio de Bácum, otra en Providencia y la última en la colonia Campestre.

Explicó que en las tortillerías de la localidad y en la de Providencia, el motivo de la suspensión fue que no tenían los precios de los productos que ofrecen a la vista del consumidor y en el caso del negocio del Campo 60, se detectó que la báscula no estaba calibrada, por lo que no daba kilos completos.

Agregó que el año pasado la dependencia realizó verificaciones también a ese tipo de establecimientos, en las que el resultado fue una suspensión y la inmovilización de cuatro básculas en igual cantidad de negocios.

Dijo que los negocios ya saben que tipo de obligaciones tienen que cumplir, por lo que deben estar preparados para evitar ese tipo de problemáticas.

Ruiz Coronado, exhortó a propietarios de tortillerías, carnicerías, abarrotes, pescaderías y todos aquellos negocios que utilicen básculas para desarrollar su trabajo, que se acerquen a las instalaciones de PROFECO a más tardar el mes de mayo, ya que es el primer trimestre cuando pueden solicitar a la dependencia federal la calibración de sus básculas.



Finalmente, informó que el año pasado se presentaron ante PROFECO, un total de 660 solicitudes de calibración de distintos establecimientos y este año, ya se han estado acercando una gran cantidad de negocios, lo cual es un ejemplo de que la ciudadanía está tratando de cumplir con sus obligaciones.